El próximo Gobierno vasco, que gestionará el jeltzale Iñigo Urkullu, tratará de adelantar las pagas extras de los funcionarios vascos para minimizar la suspensión del abono de la de Navidad, según han confirmado a Europa Press fuentes jeltzales.

Este mismo martes por la mañana, el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso presentado por el Gobierno del PP contra la decisión del Ejecutivo del PSE-EE de abonar la paga extra de Navidad a los funcionarios de Euskadi. Esto supone la suspensión de la medida adoptada por el Gabinete de Patxi López, que este lunes dio la orden de pago.

Antes de que se conociera la resolución del TC, el PNV ya adelantó que, cuando estuviera en el Gobierno, se decantaría por adelantar a enero y junio las pagas extras de 2013 que perciben los funcionarios del Ejecutivo autonómico.

De esta forma, optaría por la fórmula elegida por otras instituciones, como la Diputación foral de Bizkaia o los ayuntamientos.

Precisamente, las Juntas Generales de Bizkaia aprobaron el pasado miércoles el proyecto de norma foral que permite adelantar a los meses de enero y julio el abono de las pagas extraordinarias del año 2013, ya que la institución foral ha tenido que suprimir la de Navidad de este año "por imperativo legal".

En todo caso, para que el Ejecutivo de Urkullu pudiera optar por una solución similar, los 67.000 funcionarios afectados deberían solicitar el adelanto porque tiene que ser una opción voluntaria. Además, se deberán analizar los plazos para poder realizar estos abonos.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.