Nafarroa Bai ha criticado que se ha multiplicado por cinco el número de casos atendidos por los servicios sociales del Ayuntamiento de Pamplona en el programa de infancia y familia, pasando de 96 unidades familiares en diciembre de 2010 a 484 unidades en noviembre de 2012. En total, en la actualidad, dentro de estas 484 unidades estarían siendo atendidos 705 menores.

La concejal de NaBai Itziar Gómez ha expresado en rueda de prensa su "gran preocupación" por la evolución del número de casos y ha lamentado que la atención se está prestando "exactamente con los mismos recursos técnicos: seis trabajadores sociales, seis educadores sociales y una psicóloga".

Para cambiar esta situación, NaBai presentará una iniciativa en el pleno municipal con la que propondrá reducir la estructura directiva del área de servicios sociales y aumentar las plazas de técnicos que trabajan en los equipos de atención a la infancia y a la adolescencia.

El edil Aitor Lakasta ha afirmado que "estamos hablando de menores de edad que tienen las necesidades básicas sin cubrir, con problemas diversos, o en preocupantes circunstancias socioeconómicas", y ha sostenido que "urge reestructurar el área de servicios sociales de este Ayuntamiento, urge un aumento de los técnicos que trabajan directamente con los menores en el programa de infancia".

Lakasta ha señalado que "el aumento espectacular del número de casos es evidentemente derivado por la situación de crisis económica", pero también, según ha señalado, por una reestructuración de los servicios que ha hecho "más eficaz" su trabajo.

Así, el concejal de NaBai ha explicado que "en 2011 hubo una reestructuración, que se hizo de manera precipitada e improvisada, de forma que el único equipo de atención a la infancia y adolescencia se desmanteló para formar los nuevos equipos de infancia y familia y poder prestar este programa directamente a través de las unidades de barrio".

Lakasta ha afirmado que "esta reestructuración tenía algo de positivo, y es que si el programa se prestaba a través de las unidades de barrio, había un vínculo mucho más cercano con el barrio y con los centros escolares, y se puede conseguir así mayor eficacia en la detección de menores en situación de desprotección". "Esta mayor eficacia y la crisis económica han llevado al aumento espectacular de menores que son atendidos a través del programa de infancia del Ayuntamiento de Pamplona", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.