La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) ha presentado este martes en el registro del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) un escrito en el que reclama la agilización de la demanda colectiva contra las 'cláusulas suelo' en las hipotecas.

Varias personas se han sumado a la concentración convocada este martes por la Plataforma Hipotecaria de ADICAE en las puertas del complejo judicial de Las Salesas, que forma parte de las protestas organizadas con el mismo motivo en 30 ciudades españolas, y que ha concluido con el registro, de forma "simbólica y testimonial", del citado documento.

La demanda colectiva, que agrupa a más de 12.000 afectados contra más de 100 entidades bancarias, se tramita en el Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid. ADICAE y los afectados reclaman más medios judiciales para que esta y otras demandas colectivas puedan avanzar de manera acorde a la gravedad del problema, máxime cuando otros juzgados han resuelto de forma favorable y estimatoria diversas demandas agrupadas presentadas por ADICAE con posterioridad.

Además, exigen la paralización cautelar de la aplicación de esta cláusula "abusiva", que según ADICAE afecta a cuatro millones de hipotecas en España. El delegado de la asociación en Cantabria, Alejandro San Millán, criticó en declaraciones a los medios que la "macrodemanda" se interpuso hace más de dos años y a día de hoy "sigue sin haber avances".

Mientras tanto, lamentó, los afectados siguen pagando estas 'cláusulas suelo', que "pueden rondar los 200 o 300 euros de media al mes, con lo que eso significa en la época actual de crisis". "Venimos a los juzgados a hacer fuerza, a pedir que se agilicen los procesos judiciales, porque el perjuicio económico es diario para estas personas que necesitan esos recursos para otras necesidades mucho más básicas", afirmó en declaraciones a los medios de comunicación.

El portavoz de ADICAE recalcó que en el caso concreto de un banco, esta cláusula es del 4,25% en la mitad de todas sus hipotecas. "Esto por ejemplo en un capital pendiente de 100.000 euros, puede suponer unos 2.000 a 3.000 euros más al año", sentenció.

Los afectados denuncian que cuando firmaron la escritura de la hipoteca para adquirir su vivienda habitual, nadie les avisó de la existencia de la cláusula suelo y muchos menos les explicaron las consecuencias que la misma podía tener, sino que fueron ellos mismos quienes fueron comprobando "con sorpresa" lo que suponía cuando, a pasar de que el euribor empezó a bajar en el año 2008, su hipoteca permaneció "estática".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.