El Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IH Cantabria), junto con la Oficina Española de Cambio Climático y Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL), ha realizado un 'Estudio regional de los efectos del cambio climático en la costa de América Latina y el Caribe'.

El estudio se presentó el pasado jueves, 6 de diciembre, en la reunión de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC) celebrada en Doha (Qatar). Al encuentro presidido por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, asistieron los máximos mandatarios de República Dominicana, Nicaragua, Costa Rica, México y Portugal, entre otros, ha informado este martes la UC en un comunicado.

Las tres instituciones implicadas en la investigación desarrollaron una metodología específica para la evaluación de impactos del cambio climático en zonas costeras, la cual está a disposición de los países latinoamericanos y caribeños.

La zona costera estudiada comprende una longitud total de aproximadamente 72.182 kilómetros distribuidos en cuatro zonas geográficas: América del Norte, América Central, América del Sur y las islas del Caribe.

Según explican sus responsables, el estudio puede ser de gran utilidad, por ejemplo, para la ingeniería de costas y puertos, para el análisis de vulnerabilidad de los asentamientos humanos en zonas de litoral y para la gestión integrada de los ecosistemas y el medio ambiente del borde costero.

De igual forma, permite estimar impactos locales y plantear medidas de adaptación frente al fenómeno "El Niño Oscilación del Sur" (ENOS), los eventos hidrometeorológicos extremos y el cambio climático, así como realizar un análisis económico de las medidas consideradas.

El Estudio regional incluye un total de seis publicaciones, cuatro documentos principales y dos auxiliares, además de un visor web con los resultados ordenados por variables.

El primero de los documentos comprende un atlas de las condiciones físicas actuales y de los cambios detectados en variables costeras (nivel medio y temperatura superficial del mar, salinidad, oleaje, marea astronómica y anomalías de la temperatura del aire, viento y huracanes) para luego examinar sus tendencias y la variabilidad climática en el área estudiada.

En la segunda publicación, se analizan las características físicas, socioeconómicas y ecológicas de las costas en América Latina y el Caribe para determinar su vulnerabilidad a los impactos del calentamiento global. A la hora de evaluar los efectos se deben tener en cuenta los distintos elementos que integran estos ecosistemas, por ejemplo, playas, estuarios, sistemas dunares y obras marítimas.

El tercer volumen, centrado en los impactos esperados, examina la probabilidad de inundaciones en el litoral por causa del aumento del nivel del mar y de eventos extremos, la erosión de las playas por cambios en el oleaje y en el nivel del mar, las nuevas condiciones a las que se verán sometidos los puertos de la región y el nivel de seguridad de sus obras de protección, entre otros aspectos.

En el cuarto documento principal se analizan los principales riesgos asociados a este fenómeno climático, tanto para la población como para los ecosistemas en las costas.

El primero de los documentos auxiliares se concibió como un manual teórico para la ingeniería de costas, ya que presenta una revisión de las formulaciones comúnmente utilizadas en este ámbito.

En el marco del Estudio regional del cambio climático en la costa de América Latina y el Caribe, también se preparó una Guía metodológica que describe el método integral de evaluación de riesgo desarrollado para el proyecto. Para su elaboración, se revisaron y redefinieron las metodologías propuestas en la literatura para el cálculo de riesgos.

Por último, se creó un visor web de los resultados, ordenados por distintas variables, como dinámicas costeras, tendencias de las dinámicas, vulnerabilidad e impactos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.