La diputada socialista, Ana Isabel Méndez, ha exigido al presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, el mismo acuerdo para el sector lácteo que el promovido en Galicia por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo.

Méndez señaló en un comunicado que los socialistas cántabros llevan meses exigiendo a Diego un acuerdo "al que siempre se ha opuesto, negándose a contribuir a mejorar el precio de la leche", y explicó que el acuerdo que han alcanzado los ganaderos de leche gallegos con la industria y la distribución "ha sido posible gracias a que el gobierno gallego se ha involucrado intermediando con el sector".

"Eso es lo que le exigimos a Diego una vez más durante estos 18 meses, que arranque de la industria y de la distribución un compromiso para dejar de vender a pérdidas y establecer mecanismos en la construcción del precio de la leche que permitan pagar a los ganaderos por encima de sus costes de producción", dijo.

Según Méndez, la situación de las explotaciones cántabras es "ruinosa" debido al aumento en el precio de los costes de producción y los bajos precios que reciben por la leche, que no los cubren. Una situación que, en su opinión, "pone de manifiesto la impotencia del sector productor en contra de la industria y la distribución".

Para la diputada socialista, un acuerdo como el firmado en Galicia permitiría mejorar la situación "ruinosa" de los ganaderos de la región y que todo el sector trabajara conjuntamente para lograr el alza de precios y poner fin a la crisis del sector lácteo.

Según señaló, "si el Gobierno de Diego se sentara e hiciera de intermediario con luz y taquígrafos", ganaderos, industria y distribución podrían alcanzar en Cantabria un acuerdo para que el precio del litro de leche se incrementara paulatinamente y a partir del año que viene pudiera situarse por encima de los costes de producción. "Hoy en día los productores reciben 29 céntimos por litro cuando el límite para garantizar la supervivencia de las explotaciones está en el entorno de los 36", aclaró la socialista.

Sin embargo, Méndez considera que Diego no ha querido implicarse en este "grave" problema que ha provocado que en Cantabria hayan cerrado ya cientos de explotaciones, 80 incluso desde que gobierna el PP. "El PP está de manos cruzadas mientras los ganaderos, en ruina, tiran de sus ahorros y han pasado 18 meses con una consejera de Ganadería que, ante las propuestas socialistas, se ha opuesto siempre reiterando una y otra vez que es un problema de la globalización y que no puede hacer nada".

Engaño a los ganaderos

En este sentido, la parlamentaria considera que el PP "ha mentido y engañado a los ganaderos". "Los engañó para conseguir su voto y los ha dejado tirados porque se niega incluso a intermediar para lograr este acuerdo. Pero los socialistas teníamos de nuevo razón, se puede hacer algo y exigimos que el señor Diego lo haga. Lo hemos exigido reiteradamente en el Parlamento y el PP siempre ha votado en contra como hizo con el Plan intensivo de inspecciones, el Plan de reactivación del sector lácteo o el nombramiento de la figura del mediador".

Así, los socialistas exigen que de forma urgente se pongan en marcha mesas de trabajo que permitan establecer el coste de producción en Cantabria y medidas para mejorar la competitividad de las explotaciones o para intentar que el terreno baldío se pueda dedicar a forrajes y limitar la excesiva dependencia de las explotaciones de los piensos, que son más caros.

"Pedimos a Diego un compromiso y que se siente formalmente con el sector para intermediar y vigilar y, en su caso, sancionar a la industria y a la distribución si siguen vendiendo a pérdidas, porque lo puede hacer". Igualmente, Méndez reitera la petición de su grupo para que el presidente de Cantabria negocie ante el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, para que la futura Ley de la cadena alimentaria garantice un mecanismo por el que los ganaderos puedan vender siempre su leche por encima del coste de producción e incluya la figura del mediador que el PP eliminó del borrador y que resulta "esencial" para el sector.

"La consejera de Ganadería sabe que los ganaderos no pueden firmar los contratos lácteos porque firmarían su ruina y sabe que diversas industrias lácteas están siendo expedientadas por presuntas prácticas restrictivas. Y no hace nada más que mirar para Madrid o Bruselas para que le resuelvan el problema", lamentó Méndez.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.