Telemadrid
Torre de la sede de Telemadrid en la Ciudad de la Imagen (Pozuelo). ARCHIVO

La asamblea de trabajadores de Telemadrid decidió este lunes por mayoría impedir la emisión de los espacios informativos del ente público durante una semana, así como la convocatoria de tres días de huelga total que volverán a dejar la televisión en negro y la radio, en silencio.

Las protestas, con las que el comité de empresa pretende que el Gobierno de Ignacio González dé marcha atrás al ERE extintivo que afectaría a 925 trabajadores (el 80% de la plantilla) comienzan este martes.

La plantilla distribuirá información y vídeos a traves de la web de Salvemos TelemadridHasta el viernes 14 habrá paros parciales de 8:30 a 9:30 horas; de 13:00 a 15:00; de 20:30 a 21:30; y de 24:00 a 01:00, justo a la hora de los telenoticias.

Los días 15, 16 y 17, la huelga será de 24 horas. El día 15, a las 12.00 horas, se convoca a todos los madrileños una manifestación de la Plaza de la Villa a la Puerta del Sol en protesta por los despidos. Además, los trabajadores se sumarán a las protestas de otros colectivos como los sanitarios.

Negociaciones a partir del 17

En paralelo, distribuirán vídeos explicativos del conflicto y "noticias que son censuradas en la emisión regular de Telemadrid" a través de la plataforma Salvemos Telemadrid, cuya emisión han denominado 'Telemadrid en el exilio'.

El comité de empresa se reunió este martes con parte de los directivos -y sin la presencia del director general del Ente, José Antonio Sánchez- para fijar el calendario de reuniones a que la nueva reforma laboral obliga como parte del período de negociación del ERE. El próximo encuentro será el lunes 17.

Protesta por el especial sobre Sanidad

Los sindicatos expresaron este martes una queja formal mostrando su "absoluto desacuerdo" con el sesgo del programa 'Especial Informativo: Sanidad', en el que, en su opinión, se vulneraron los principios de veracidad, objetividad e imparcialidad de las informaciones recogidos en la Ley de Creación, Organización y Control Parlamentario del Ente.

"La plantilla considera inadmisible que en una empresa de comunicación pública se haga propaganda de la sanidad privada y se emita información sin contrastar ni posibilidad de réplica. La salud es un tema de vital importancia para los ciudadanos y por ello deben ser informados con total transparencia", recalcaron. El programa pretendía contrarrestar las protestas que los sanitarios madrileños mantiene desde hace tres semanas contra el plan de privatizaciones sanitarias del Gobierno de Ignacio González.

Los trabajadores también creen que el espacio fue emitido incurriendo en una "posible vulneración del derecho de huelga", ya que ese día la plantilla se encontraba en huelga por el ERE.

Consulta aquí más noticias de Madrid.