Baleares perdió el pasado mes de noviembre un total de 3.909 trabajadores autónomos, lo que sitúa a la comunidad autónoma con el mayor descenso de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, lo que supone el 38% del total de bajas registradas a nivel estatal.

De este modo, las Islas Baleares han dejado la cifra en 77.338 afiliados en noviembre, frente a los 81.247 del mes anterior.

De este nuevo descenso sólo se han salvado Canarias, que aumenta su afiliación en 231, justo la mitad que en el mismo mes del año pasado, a pesar de ser temporada alta turística en esta Comunidad, Madrid, que crece en 91 autónomos, cuando en el mismo mes de 2011 crecía en 520; y el País Vasco, que suma 183, cuando el año anterior crecía en 215.

Por su parte, hay que destacar los descensos que se han registrado en Baleares, que ha perdido el pasado mes 3.909 autónomos, lo que supone el 38% del total de bajas registradas el pasado mes de noviembre; Cataluña, que se ha dejado el pasado mes 1.819 activos, y en Andalucía, que ha perdido 1.221 afiliados en noviembre. Entre las tres suponen el 69% del total de bajas registradas el pasado mes en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social.

Así, a nivel nacional han desaparecido 10.107 afiliados, dejando la cifra en 3.028.794, desde hace un año ya son 49.574 los autónomos que han tenido que abandonar la actividad. "Y lo peor es que no hay ningún motivo que nos haga pensar que la evolución va a cambiar en los próximos meses, el crédito sigue sin fluir, la morosidad aumenta, la confianza disminuye, todos los indicadores económicos nos hacen presagiar un invierno muy duro para los autónomos", asegura Sebastián Reyna, secretario general de UPTA España.

Por segundo mes consecutivo, el sector que mayores pérdidas de afiliados ha registrado ha sido el de la hostelería, que ha perdido 4.535. Esta pérdida representa el 45% del total de bajas registradas el pasado mes y con los datos de los tres últimos meses se ha comido el crecimiento que había registrado en primavera, por lo que desde el mismo periodo del año pasado ya registra una pérdida de 156 afiliados.

Nuevamente el sector de la construcción resta y el pasado mes pierde 3.263 afiliados (o lo que es lo mismo, el 32% del total de bajas). Un sector que no ha levantado cabeza y como ha anunciado UPTA España este verano, sigue en caída libre y desde hace un año ha perdido 32.838 activos, el 66% del total de bajas registradas en el RETA en términos porcentuales.