El ensayo nuclear del 9 de octubre pasado de Corea del Norte hizo subir las ventas de preservativos en la vecina Corea del Sur, así como las reservas en los 'love hotels', hoteles del amor, informó el jueves la prensa local.

Las tiendas observaron una subida del 28% de preservativos en la semana que siguió a la explosión de la primera bomba atómica, indica el diario Chuson.

La cadena de tiendas Family Mart vendió 1.930 por día desde el 9 de octubre, contra 1.508 de media antes, añade el periódico.

Las reservas de hoteles donde se paga por horas también han aumentado, continúa el diario.

Según los expertos, el temor suscitado por la posibilidad de una guerra nuclear ha llevado a los surcoreanos a buscar consuelo en el sexo.

"El deseo de romper con la vida cotidiana parece haber crecido en reacción a los vivos temores suscitados por el desarollo nuclear de Corea del Norte", explicó al Chuson el profesor Lee Yoon-Hode, de la Universidad Dongkuk de Seúl.