El jurado popular declara culpable por unanimidad al varón que mató a un vecino de Beas de Segura

El jurado popular encargado de enjuiciar el caso del varón de 45 años acusado de apuñalar en el cuello y matar a otro en un bar de Beas de Segura (Jaén) en abril del pasado año, lo ha declarado culpable de homicidio por unanimidad, si bien ha tenido en cuenta la atenuante de embriaguez y la agravante de reincidencia, pues en 2005 fue condenado por un delito de asesinato en grado de tentativa a cinco años de cárcel, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.
El acusado en la vista oral hoy
El acusado en la vista oral hoy
EUROPA PRESS

El jurado popular encargado de enjuiciar el caso del varón de 45 años acusado de apuñalar en el cuello y matar a otro en un bar de Beas de Segura (Jaén) en abril del pasado año, lo ha declarado culpable de homicidio por unanimidad, si bien ha tenido en cuenta la atenuante de embriaguez y la agravante de reincidencia, pues en 2005 fue condenado por un delito de asesinato en grado de tentativa a cinco años de cárcel, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

De este modo, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Jaén deberá pronunciarse en los próximos días con el dictamen de una sentencia condenatoria. En concreto, tanto el Ministerio Fiscal como el letrado de la defensa han acordado solicitar una pena de prisión de un total de diez años para el acusado, J.L.G., si bien en un primer momento la Fiscalía había pedido 14 años de prisión sin tener presente la atenuante de embriaguez. Por su parte, el abogado defensor había pedido la libre absolución.

Asimismo, en la única sesión del juicio que ha acogido la Sala, el procesado ha manifestado que acabó con la vida del vecino de Beas tras haberle amenazado con que mataría a su mujer y su hija. Lo hizo, según ha expresado, con una "navajilla pequeña, de cuatro centímetros, con la que creía que no iba a pasar eso".

Además, ha afirmado que "ni mucho menos era consciente" de lo que hacía, toda vez que "se había pasado todo el día, desde las 11,00 horas, bebiendo, vino y cerveza y algún cubata, y drogándose con cocaína". "Este individuo me amenazó, yo había consumido drogas y pensaba que llevaba un arma y que iba a hacerme algo cuando lo vi venirse hacia mí". Por eso, sacó su navaja e "intentó defenderse con ella, pero sin intención de matarlo", ha apuntado J.L.G. Tras provocar el suceso, el acusado "se fue conmocionado al campo".

De este modo, ha concretado que la víctima le llegó a decir que "tenía un revólver que había adquirido en Linares (Jaén) y que le iba a matar". No obstante, ha reconocido que había "amenazado" a los presentes en el bar "en general". En cuanto a la forma de hacerle perder la vida, ha señalado que "lo apuñaló de frente", lo que ha contrastado con la versión de un testigo, que ha manifestado en la vista que lo hizo "por atrás".

Por su parte, testigos presentes en el bar en el momento de los hechos han declarado que el ahora fallecido entró al establecimiento en actitud "agresiva" e insultando a quienes se encontraban en él. Además, una testigo ha indicado que escuchó que el acusado, con el que se encontraba en el momento de los hechos, dijo "qué he hecho", tras lo cuál "salió corriendo estando alterado".

Tal y como relata el fiscal en su escrito de acusación, tanto la víctima como el acusado se encontraban el 12 de abril de 2011 en las inmediaciones de un bar de la localidad jiennense de Beas de Segura. Los hechos tuvieron lugar en torno a las 1,30 horas de dicho día, cuando, "con la única intención de provocar la muerte, el acusado asestó una puñalada en el cuello a la víctima en la carótida izquierda, empleando para ello una navaja". La víctima falleció media hora más tarde debido al 'shock' hipovolémico que padeció.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento