Declara el representante de la inmobiliaria de la Casa del Aire por coacciones a los inquilinos

El representante legal de la inmobiliaria Edivara, propietaria de la Casa del Aire del barrio del Albaicín, ha declarado este lunes en el Juzgado de Instrucción número 5 de Granada en el marco de las diligencias abiertas tras la denuncia presentada por los inquilinos del inmueble por posibles coacciones.
Presentan Querella Contra Propietarios De Casa Del Aire
Presentan Querella Contra Propietarios De Casa Del Aire
EUROPA PRESS

El representante legal de la inmobiliaria Edivara, propietaria de la Casa del Aire del barrio del Albaicín, ha declarado este lunes en el Juzgado de Instrucción número 5 de Granada en el marco de las diligencias abiertas tras la denuncia presentada por los inquilinos del inmueble por posibles coacciones.

El texto de la denuncia, que se presentó por los vecinos con el respaldo del 15M y por el Grupo de Juristas 17 de Marzo, se basa en lo que han definido como "un claro ejemplo de acoso inmobiliario por parte de Edivara, que durante los últimos nueve años ha actuado al modo de los conocidos como 'asusta viejas' para lograr que los inquilinos se marcharan de ella". El texto de la querella recoge que para ello ha buscado "constantemente la búsqueda de la declaración de ruina" del edificio del barrio del Albaicín, no acometiendo los arreglos necesarios y requeridos incluso por el Ayuntamiento de Granada, o dejando ventanas abiertas para que se deteriore el interior.

La acusación de coacciones se sustenta también en las dificultades que la inmobiliaria ha puesto para el cobro de los alquileres, para así alegar impago, y en la negativa a reconocer el contrato indefinido de renta antigua de uno de los vecinos, Manuel Prieto, a pesar de que la justicia ya le diera la razón en este punto. Tanto él como Clara Martínez, que figuran como denunciantes, han sufrido además numerosos cortes de luz y agua. La querella recoge incluso la presencia de un guarda jurado en la vivienda que no permitía tener llaves a los vecinos e impedía el paso a familiares y amigos.

La querella que el 15M presentó el pasado 28 de junio fue la primera por acoso inmobiliario en Andalucía, puesto que recogía un delito de coacciones 'a través de actos hostiles o humillantes que que tengan por objeto impedir el disfrute de la vivienda', incluido en 2010 en el código penal. No obstante, el juez no admitió esta modalidad y se centrará en las supuestas coacciones, fundamentándose en que el posible delito por 'mobbing' inmobiliario habría prescrito.

La declaración de este lunes se ha centrado en las acusaciones del querellante Manuel Prieto, que continúa viviendo en la Casa del Aire. El próximo 10 de enero, el titular de instrucción del juzgado volverá a requerir a los querellados para declarar sobre los hechos relacionados con Clara Martínez, que ya no continúa en la vivienda desde que fuera desalojada en diciembre de 2011.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento