El debate de las interpelaciones en el Parlamento ya no incluirá las posturas de los grupos que no preguntan al Gobierno

Los grupos alcanzan un pacto que beneficia a los minoritarios, aunque BNG y AGE pedían más control al Gobierno
Pleno de Constitución del Parlamento IX Legislatura
Pleno de Constitución del Parlamento IX Legislatura
EUROPA PRESS

El Parlamento gallego celebrará este martes la primera reunión de la Xunta de Portavoces de esta legislatura para organizar el próximo pleno y, en ella, se cerrarán los nuevos criterios que condicionarán la distribución de iniciativas en cada una de las sesiones. Entre los cambios, los grupos han acordado que el debate de las interpelaciones ya no incluirá la posibilidad que se posicionen los grupos que no formulan las preguntas, lo que reducirá los tiempos de discusión de cada una de ellas.

Aunque este aspecto concreto no es objeto de discrepancia, en lo que sí han mostrado sus reservas los dos grupos minoritarios de la oposición —Alternativa Galega de Esquerda (AGE) y BNG— es en lo tocante al número de interpelaciones que habrá por periodo de sesiones. Según fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press, ambas formaciones pedían que todos los grupos pudiesen incorporar una por pleno.

Por su parte, los socialistas reclamaron que se recogiese en el acuerdo final la correlación de fuerzas del hemiciclo, es decir, que se reflejase en el número de estas iniciativas que su fuerza se corresponde con 18 diputados, dos más que la suma de las otras dos formaciones de la oposición.

De esta manera, según las mismas fuentes consultadas, el PSdeG incluirá tres interpelaciones cada dos plenos (dos en uno y una en otro); mientras que AGE y BNG se quedarán fuera en alguno de los plenos a la hora de introducir este tipo de iniciativa, si bien Alternativa tendrá más cupo total que los nacionalistas.

En todo caso, de no haber habido acuerdo, se tendría que aplicar el Reglamento de la Cámara en su literalidad, lo cual perjudicaría a los grupos minoritarios, al dejarlos con menor capacidad para presentar iniciativas de este tipo.

También el número de preguntas orales de las bancadas que no apoyan al gobierno se tiene que repartir en esta legislatura entre tres grupos, con lo que cada formación de la oposición tendrá la posibilidad de realizar dos, de las cuales una de ellas puede ser urgente.

Queda como estaba, por ejemplo, el número de proposiciones no de ley que se pueden llevar a cada pleno y las preguntas de control al presidente de la Xunta, de forma que ahora Alberto Núñez Feijóo deberá responder a tres grupos de la oposición, frente a los dos cara a cara que protagonizaba los miércoles cada 15 días.

El ppdeg no pregunta a feijóo

El PPdeG, por su parte, ya renunció en la legislatura pasada a formular preguntas al jefe del Ejecutivo gallego, que evitó hacer porque, según justificó en su día, en la época del bipartito se usaron estas prerrogativas para "dar jabón" al Gobierno y no para hacer una verdadera labor de fiscalización.

El encuentro, que se ha prolongado por más de una hora, ha servido para preparar y acomodar el cupo de iniciativas de las que dispondrá cada una de las formaciones por periodo de sesiones (son hábiles de febrero a junio y de septiembre a diciembre). Ahora este acuerdo será trasladado a la reunión de la Xunta de Portavoces para cerrarlo de forma definitiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento