Valderas aboga por un nuevo contrato social y político que dé respuesta a la "excepcional situación económica"

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, aboga por "un nuevo contrato social y político para los próximos 30 años" que dé respuesta a la "excepcional situación económica y financiera que vivimos, desde la serenidad pero desde la suma de voluntades, igual que hizo el pueblo andaluz hace 34 años".
Diego Valderas
Diego Valderas
EUROPA PRESS

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, aboga por "un nuevo contrato social y político para los próximos 30 años" que dé respuesta a la "excepcional situación económica y financiera que vivimos, desde la serenidad pero desde la suma de voluntades, igual que hizo el pueblo andaluz hace 34 años".

El objetivo de este "gran acuerdo", en el que, en su opinión, deben participar todas las instituciones así como los poderes públicos y privados, es conseguir "mayor crecimiento económico, la creación de empleo y un cambio en el modelo productivo".

Valderas ha expuesto sus ideas y propuestas para superar esta situación en la conferencia que ha pronunciado en Granada bajo el título 'Andalucía, una respuesta desde el Sur', con motivo de las jornadas 'Crisis Económica y Modelo Social: la sostenibilidad del Estado de Bienestar', organizadas por el Consejo Consultivo de Andalucía.

Para el vicepresidente de la Junta, el momento actual obliga a "poner en valor nuevas formas de construir y ejercer la acción política y el compromiso por Andalucía", impulsando la justicia social y la lucha contra las desigualdades como "fórmulas para superar y atacar las causas reales y profundas de la crisis". En este sentido, ha apuntado directamente como culpable al modelo económico que pretenden perpetuar los poderes económicos y financieros y que está profundizando en las desigualdades.

Valderas ha señalado que la situación actual requiere también un compromiso ético, dirigir la inversión pública a actuaciones que aporten valor añadido y cambiar los mecanismos de financiación a las corporaciones locales, así como redefinir el concepto de soberanía y capacidad de decisión. Además, hay que "convertir el malestar en rebeldía y movilización social, apostando por más democracia, participación y compromiso social".

Ruptura de la justicia social

En otro momento de su intervención, ha criticado con dureza la situación provocada por los mercados y que obliga a pagar la deuda y los intereses correspondientes "antes que a los maestros, sanitarios o la atención a los dependientes", circunstancias que "rompen el principio de justicia social y aumentan las desigualdades". A su juicio, este "modelo injusto de redistribución y un orden de prioridades radicalmente equivocado" sólo provocará más destrucción de empleo y seguirán aumentando las diferencias en lo territorial y lo social.

Las cifras de la crisis también han sido objeto de reflexión del vicepresidente, quien ha asegurado que "las mismas demuestran la peor cara de la crisis de una comunidad autónoma, como la andaluza, que supera el millón de desempleados, el 30% de la población en situación de pobreza y una sociedad, en definitiva, hipotecada y sin futuro".

Ante este escenario, ha dicho, hay que intentar "recuperar el tejido productivo para crear empleo y poner fin al drama social que viven millones de andaluces", lo que obliga a cambiar la actual política financiera y limitar el concepto de austeridad, relacionándolo más con la eficacia, es decir emplear mejor los recursos públicos destinados a lograr los objetivos.

"desmantelamiento del estado de bienestar"

Valderas ha reiterado su preocupación por el cambio de las políticas europeas que están provocando un "desmantelamiento del llamado Estado de Bienestar", dando lugar a más desempleo, mayores diferencias sociales y la desaparición de la clase media. De seguir estas políticas, "Europa no crecerá en quince años y no se repartirá riqueza en más de una década".

"Este es el camino que no debemos seguir", ha proseguido en su conferencia, y para evitarlo "sólo nos queda organizar la respuesta, porque las respuestas no se dan, se organizan y construyen desde abajo".

Por ello, apuesta por dar un nuevo impulso a un proceso de reforma constitucional a favor del Estado federal solidario, construido sobre la base de una nueva política de financiación de las autonomías y la administración local, así como garantizar la igualdad y equidad en el acceso a los fondos que Andalucía necesita para desarrollar las competencias que tiene transferidas.

Ha puntualizado que "más soberanía y más autogobierno no es sólo hablar de independencia o conseguir un Estado para una nación sino que es mas cohesión, menos desigualdades, igualdad de derechos, libertades y oportunidades".

Para conseguirlo, ha apelado a la necesidad de recuperar formas de presión que nazcan de la movilización junto a la ciudadanía, todo menos la resignación y la aceptación de jugar con cartas marcadas frente a un sistema que revoca decisiones democráticas".

Por último, ha hecho un llamamiento a la "participación activa de agentes económicos y sociales, trabajadores, consumidores, gobiernos locales y en definitiva el pueblo andaluz para dar un giro a la orientación actual de la política". Ha concluido que para esa respuesta conjunta y ese cambio "tendremos que ser mas audaces, tener el valor político de hacerlo, la osadía reformadora suficiente y la creencia de que existe otro sistema mas equitativo que se construye a la medida del hombre".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento