Suspenden a un profesor francés por encargar a sus alumnos que escribieran una nota de suicidio

  • La polémica estalló públicamente cuando los padres de algunos de ellos escribieron a la dirección del centro y a los servicios de inspección.
  • El profesor pedía a sus alumnos que, tras haber decidido poner fin a su vida, escribieran la razón de su suicidio "en un último impulso".
  • Aunque la mayoría de los tutores cree normal que se trate en clase, consideran que la forma elegida no fue la adecuada.
Una alumna levanta la mano en clase durante una explicación del profesor.
Una alumna levanta la mano en clase durante una explicación del profesor.
GTRES

Un instituto francés ha suspendido a uno de sus profesores de forma cautelar por haber encargado a sus alumnos una redacción en la que les pedía que se pusieran en el papel de un suicida. El profesor se encuentra ahora a la espera de que concluya la investigación abierta.

"Acabáis de cumplir 18 años. Habéis decidido poner fin a vuestra vida. Vuestra decisión parece irrevocable. En un último impulso, escribís la razón de vuestro gesto. Al hacer el autorretrato, describís todo el asco que sentís de vosotros mismos. Vuestro texto recordará algunos elementos de vuestra vida causantes de esa sensación", pedía a la clase.

Los alumnos de tercero de ese instituto de Montmoreau, en el este de Francia, recibieron el trabajo el pasado 22 de octubre, pero la polémica estalló públicamente cuando los padres de algunos de ellos escribieron a la dirección del centro y a los servicios de inspección y mandaron una copia al diario Charente Libre.

"Nos indigna que se pueda proponer ese tipo de temas a niños de entre 13 y 14 años. No tenemos por costumbre cuestionar lo que sucede en la escuela, pero todo tiene un límite. ¿Cuál será el próximo tema? '¿Qué sentís cuando os drogáis?'", señalaron en la misiva.

"Algo más que una torpeza"

El periódico Charente Libre, por su parte, ha recordado que el suicidio es la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes. Del mismo modo, apunta que, aunque la mayoría de los padres cree normal que se trate en clase, consideran que la forma elegida no ha sido la adecuada.

Los testimonios recogidos entre los alumnos oscilan entre la sorpresa por tener que escribir sobre un tema que, según ellos, no fue precedido de debate o explicaciones y la actitud de aquellos que recurrieron a la imaginación para cumplir con lo pedido. "Hice como si fuera una chica que no se siente nada bien consigo misma, muy gorda, a la que todo el mundo rechaza, incluso sus padres", dice una de las alumnas, que no ha sido identificada, y asegura que disertar sobre ese tema no le molestó.

Antes de que se suspendiera de forma cautelar al maestro, el director de los servicios departamentales de educación nacional, Jean-Marie Renault, adelantó que un hecho de ese tipo no podía "dejarse pasar" y que, si las denuncias se confirmaban, iba a estudiar las consecuencias.

Sin embargo, según la edición digital del diario Sud Ouest, de momento Renault prefiere ser "muy prudente" y tiene claro que "pedir a los alumnos identificarse con alguien que quiere acabar con su vida es algo más que una torpeza".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento