El debate sobre la conveniencia de que España vaya a Eurovisión salta a las redes sociales

  • "España participará en el próximo festival de Malmö", ha confirmado RTVE.
  • Además, ha desvelado que elegirá al candidato que representará a España el día 18 de mayo en Suecia mediante un sistema de selección interna.
  • Polonia, Portugal y Eslovaquia han decidido abandonar el certamen por el coste que supone formar parte de él.
Pastora Soler de España interpreta la canción 'Quedate Conmigo' en la gala final del Eurovisión 2012.
Pastora Soler de España interpreta la canción 'Quedate Conmigo' en la gala final del Eurovisión 2012.
Efe

RTVE ha ahuyentado los rumores que indicaban que España estaba estudiando no asistir a Eurovisión a causa de los gastos que conlleva formar parte en el certamen.

"TVE participará en el próximo festival de Malmö", ha confirmado la página web Eurovisión-Spain, que cita fuentes de la cadena pública.

Por si todavía quedaba alguna duda, RTVE ha enviado un comunicado en el que indica que elegirá al representante de España en Eurovisión 2013 por selección interna, y que en los próximos días desvelará el nombre del artista que viajará a Suecia.

Se trata del mismo procedimiento que se utilizó en la edición anterior, cuando TVE escogió a Pastora Soler y que garantiza, según la misma fuente, a que el candidato sea "un artista consagrado con una consolidada carrera profesional".

Los rumores de que España no acudiría a Eurovisión comenzaron después de que países como Portugal, Eslovaquia o Polonia anunciaran su retirada del concurso a causa de la crisis, y cobraron fuerza cuando el pasado domingo una noticia del informativo de sobremesa de La Sexta volvía a contemplar que España siguiera los pasos de los anteriores.

Además, el espacio recordaba la cantidad que la cadena pública debía pagar por participar en Eurovisión o que, al menos, pagó en 2009, único año del que se tienen datos gracias a que el presidente de TVE de entonces los desveló durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Hace tres años, Luis Fernández indicó que España debía pagar 285.000 euros, aunque de estos, 224.205 eran la cuota que RTVE abonaba a la Unión Europea de Radiodifusión (UER) para tener derecho de emisión de otros muchos contenidos como documentales, series infantiles e imágenes informativas. Lo que se invertía de forma directa  en Eurovisión eran, por lo tanto, 60.000 euros.

En caso de ganar y tener que organizar la próxima edición, España tendría que desembolsar cerca de 12 millones.

Pero, ¿merece la pena que RTVE pague por asistir al certamen después de los recortes que ha experimentado su presupuesto en el último año?

Aunque La 1 ha solventado las dudas sobre su participación, el debate sobre la conveniencia de ir a Malmö ha saltado a la calle, a los medios y a las redes sociales.

Por una parte, algunos eurofans han respirado alivados de saber que volverán a poder reunirse ante el televisor para celebrar o llorar ante el tablero de las puntuaciones del concurso. Otros, como el medio Vertele, recuerdan que el concurso, que el año pasado se saldó con 9 millones de televidentes, supone un "importante retorno económico" gracias a los beneficios por "publicidad de una audiencia millonaria, derechos de emisión nacional e internacional y difusión de otros formatos dentro del acuerdo con la UER como fútbol, imágenes y documentales".

También defienden el certamen exconcursantes como Daniel Diges, que insiste en su perfil de Twitter que Eurovisión es "un gran trampolín" para muchos artistas y que es de los pocos espacios musicales que quedan. O usuarios como @adriBFB. "TVE invierte 40 millones de euros al año en dar los partidos de España; 70 en los derechos de Champions; 65 en los JJOO... ¿y os quejáis porque Eurovisión sale caro?", opina. "Si un capítulo de Águila Roja costaba cinco veces más", responde @ManuPalmer.

Para el usuario @manolitotic, sin embargo, la posible retirada de España del concurso musical es uno de los pocos "aspectos positivos" que puede traer la crisis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento