Los grupos municipales de PSOE y BNG en Celanova (Ourense) han logrado sacar adelante una moción para recortar el sueldo al alcalde, José Luis Ferro, con el apoyo de una concejala elegida por el PP que se ha pasado al grupo de los no adscritos, Montserrat Álvarez Vispo.

Lo han confirmado a Europa Press los portavoces socialista y nacionalista, María Jesús Boo y Leopoldo Rodríguez, respectivamente, críticos con el anterior salario del regidor en un municipio de 5.906 habitantes.

Han explicado que la moción partió del Bloque, si bien fue perfilada por el PSOE para fijar la retribución mensual del primer edil en 1.800 euros y rebajar a una las tres dedicaciones que tenía su grupo.

Boo ha detallado que el anterior alcalde, Antonio Mouriño, también del PP, percibía 63.300 euros anuales a los que se añadían otros 8.000 en concepto de dietas. El actual alcalde celanovés, que llegó al cargo en octubre, se rebajó un sueldo un 20 por ciento, hasta los 50.700 euros —unos 3.600 euros al mes con 14 pagas—.

Por considerarlo "exagerado", los grupos de la oposición se aliaron para reducir esa cuantía, así como para establecer que únicamente percibirá dietas en caso de salida de la provincia ourensana. Para los desplazamientos menores, habrá de utilizar un coche del ayuntamiento, de modo que tampoco percibirá dietas de kilometraje.

60.000

Euros de ahorro

El ahorro logrado con esta iniciativa, que María Jesús Boo cifra en "unos 60.000 euros anuales", se destinarán a "necesidades sociales", centradas particularmente en la infancia o en la puesta en marcha de planes de empleo. "Antes iban al bolsillo de los que llevan 21 años gobernando y saqueando el ayuntamiento", ha contrastado.

No es la única de las iniciativas debatidas en la sesión plenaria de este miércoles que contó con el respaldo de todos los grupos de la oposición, de modo que no prevaleció la voluntad del equipo de gobierno. Por ejemplo, salió adelante una iniciativa del BNG para mejorar el acceso a la localidad.

Entendimiento con la concejala

Pese a ello, socialistas y nacionalistas descartan llevar a cabo una moción de censura, dado que incurrirían en los preceptos que establece el Pacto antitransfuguismo.

No obstante, la portavoz del PSOE ha admitido que está "buscando caminos de entendimiento" con Álvarez Vispo a fin de sacar adelante iniciativas "que sean buenas para el pueblo". Por su parte, el dirigente del BNG ha aseverado que no ha habido conversaciones todavía, pero ha dejado claro que no tendrá "problemas" en "apoyar" iniciativas "acordes" a sus ideas y a las necesidades de la localidad.

En cuanto a la gobernabilidad del ayuntamiento con el alcalde en minoría, Leopoldo González ha instado al PP a "negociar" para sacar adelante sus medidas. "Nosotros no tendríamos problema", ha mantenido.

Acusaciones de "tránsfuga"

El pleno de este miércoles ha finalizado con una intervención del alcalde para acusar de "tránsfuga" a su excompañera de grupo y denunciando que condicionó su apoyo para el relevo de Mouriño a ser nombrada "concejala de Obras".

Además, ha preguntado a PSOE y BNG si apoyarán las iniciativas que presente esta edila o si retirarán las suyas en el caso de que salgan aprobadas con su voto favorable.

Los portavoces de los grupos rechazaron pronunciarse al respecto, por entender que "son temas internos del PP" que no merecen la consideración de abordarse en pleno.

Consulta aquí más noticias de Ourense.