Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en una visita al rey tras su operación de cadera. EFE

La Casa del Rey no ha pedido "nunca" a doña Cristina que se divorcie de su marido, Iñaki Urdangarin, ni que renuncie a su condición de infanta tras la imputación el duque de Palma en un caso de corrupción, según ha asegurado un portavoz de Zarzuela.

Nadie ha pedido, y mucho menos presionado,
a doña Cristina para que se divorcie
Así, la fuente se ha mostrado tajante al respecto: "Nunca nadie de esta Casa ha pedido, y mucho menos presionado, a doña Cristina para que se divorcie o renuncie a ser infanta de España".

De esta forma, la Casa del Rey trata de salir al paso de las últimas informaciones que señalaban una posible presión sobre la infanta para que se divorciase de Urdangarin y renunciase al título.

Además, el portavoz del organismo, encargado de apoyar al monarca en sus funciones como jefe de Estado, "no quiere ser portavoz de los sentimientos personales de la infanta".