Una exposición de fotografías de retratos femeninos hechas por José Ortiz Echagüe ha reabierto la Sala Europa de Badajoz, tras un año y medio sin actividad.

En este sentido, la directora general de Patrimonio Cultural, Pilar Merino, ha indicado que esta reapertura supone una muestra más "del esfuerzo por reactivar la vida cultural de Extremadura" que está realizando la Consejería de Educación y Cultura.

Merino ha realizado estas declaraciones durante la inauguración, junto con la directora general de Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), María José Ordóñez, de la exposición 'Mujeres: tipos y estereotipos', compuesta por cincuenta imágenes del fotógrafo José Ortiz Echagüe.

Esta muestra permanecerá en la Sala Europa hasta el próximo 30 de diciembre después de haber permanecido dos meses y medio en el Museo de Cáceres y haber registrado en la capital cacereña más de 30.000 visitas.

La Sala Europa, que abrirá también sus puertas durante todos los días del puente de la Constitución y la Inmaculada, ha sido remozada y acondicionada para albergar la citada exposición, según ha informado el Gobierno de Extremadura (GobEx) en nota de prensa.

'MUJERES:

Tipos y estereotipos'

La muestra 'Mujeres: tipos y estereotipos', organizada por el Gobierno de Extremadura en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, permite contemplar el trabajo que, a través de los retratos femenimos, realizó Ortiz Echagüe para documentar tipos humanos en vías de desaparición.

A la intencionalidad documental, hay que sumar el valor artístico de las imágenes de Ortiz Echagüe, que "siempre cuidó las composiciones, la iluminación y las técnicas de positivado, en busca de una visión de España atemporal e incontaminada, que se plasmaba en el folklore, los monumentos, las tradiciones y los trajes populares".

Este autor utilizaba frecuentemente el primer plano como medio de aislar al personaje y, de alguna manera, convertirlo en un icono, mucho más en el caso de la mujer por la mayor riqueza e interés de su indumentaria.

Entre las obras más destacadas de Ortiz Echagüe, se encuentra la serie que realizó en Montehermoso en 1931, donde plasmó escenas ya clásicas en las que las mujeres posan con sus mejores atuendos y tocadas con la célebre gorra de paja, prenda de trabajo, que ya Sorolla había inmortalizado y consagrado como parte del traje festivo montehermoseño.

En relación con las fotos hechas por Ortiz Echagüe en Montehermoso, la directora general de Patrimonio Cultural ha asegurado que crean "una exuberante imagen del atuendo femenino con detalles que inciden en su aspecto más arcaizante y que nos recuerdan a las mujeres que años antes había retratado en el Rif marroquí".

Sobre la trayectoria fotográfica de Ortiz Echagüe, nacido en Guadalajara en 1886, Pilar Merino ha dicho que conjuga "un meritorio trabajo de documentación gráfica de la sociedad tradicional en vías de desaparición", con la "consecución de obras impactantes de una calidad artística indiscutible".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.