La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), presente con un 5,45 por ciento del capital social en EADS, ha mostrado este miércoles su satisfacción por el pacto de accionistas alcanzado en el consorcio, ya que con él España asegura su presencia en el grupo para continuar defendiendo sus intereses en el sector aeroespacial.

Concretamente, SEPI considera esta permanencia "estratégica" para poder "continuar defendiendo los intereses de España en el sector aerospacial, especialmente en su capacidad industrial, la carga de trabajo y el empleo".

Francia, Alemania y España han acordado reestructurar su participación en el consorcio, de forma que el Estado galo controlará un 12 por ciento, a través de Sogepa; el Estado germano otro 12 por ciento, por medio de KfW, y un cuatro por ciento estará en manos del Estado español, a través de la propia SEPI, con el fin de cumplir con la legislación holandesa sobre OPAS.

En un comunicado, subrayó que el acuerdo supone una importante reestructuración accionarial con la salida de los accionistas privados, Daimler y Lagardère, y la entrada de Alemania, a través de KfW, adoptando un esquema semejante al de España, que asegura su presencia en el accionariado y en el consejo.

El acuerdo propondrá para su adopción en una junta extraordinaria, la modificación de los Estatutos de EADS, que impondrá el 15 por ciento del capital de la compañía como límite máximo para cualquier accionista frente al riesgo de posibles adquisiciones "hostiles".

El nuevo consejo estará compuesto por doce miembros, incluido un consejero español, reflejando "el equilibrio entre las naciones europeas donde EADS cuenta con instalaciones industriales", destacó.

En este sentido, las decisiones más importantes se tomarán por mayoría del consejo y ningún accionista tendrá capacidad de veto.

Eads en españa

La compañía EADS tiene aproximadamente 133.000 empleados, una facturación aproximada de 49.000 millones de euros, una actividad industrial distribuida en 170 centros — principalmente en Alemania, Francia, España y Reino Unido—, así como oficinas comerciales en más de treinta países.

En el caso de España, la compañía aeronáutica emplea a un total de 11.000 personas en sus diferentes instalaciones y factorías localizadas en Madrid (Getafe, Barajas, Cuatro Vientos), Andalucía (Sevilla y Cádiz) y Castilla-La Mancha (Illescas y Albacete).

Las actividades del consorcio en España permiten una creación media de empleo neto de unos 600 nuevos puestos de trabajo al año y generan un volumen de negocio de 4.500 millones de euros anuales, además de una destacada inversión en I+D superior a los 500 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.