La Federación del Comercio de Cantabria (COERCAN), patronal del sector con 45 asociaciones y más de 3.000 establecimientos integrados, ha criticado el "oportunismo" de las grandes superficies, agrupadas en su patronal ANGED, que ayer, en un encuentro de varias empresas con el presidente regional, Ignacio Diego, han "tratado de meter de tapadillo" una propuesta para que Santander sea declarada "zona de gran afluencia turística".

Eso significaría, a juicio de Coercan, que en este municipio, todos los establecimientos, sin importar el tamaño ni su filiación empresarial, "podrían abrir siempre que quisiesen".

Añade que, de facto, esto sería "un truco" para saltarse la Ley Comercial de Cantabria, que establece, para mantener el equilibrio comercial entre el pequeño y el gran formato, diez aperturas en domingos para las grandes superficies establecidas en la región.

Y esta petición se hace, además, "aprovechando las enormes ventajas" que tienen con sus convenios colectivos, "mucho más flexibles en horarios que los del pequeño comercio", apunta Coercan.

En un comunicado, indica que los requisitos para que un municipio sea declarado "zona de gran afluencia turística" vienen establecidos por la normativa tanto nacional como regional, por lo que se tendrá que atender a los criterios que ahí aparecen y no a la reivindicación de una parte del sector comercial.

Además, esta medida no sólo afectaría a Santander, que cuenta con 4.000 comercios de proximidad, sino también a Torrelavega, con 1.000, que "nota seriamente" cuando se permite abrir a las grandes superficies, y al resto de localidades en las cercanías de la capital cántabra.

Parece, según Coercan, "bastante grave" por parte de ANGED "tratar de aprovechar la coyuntura actual para situarse en una posición dominante" que supondría, vaticina, "el cierre de cientos de comercios en Cantabria en un sector como el del comercio de proximidad", que supone el 8% del PIB y el 17% del empleo regional.

Desde la patronal sectorial del comercio urbano están convencidos de que el Gobierno de Cantabria "no prestará atención a una petición fuera de lugar" que significaría, concluye, "el exterminio de muchos puestos de trabajo y un cierre masivo de comercios".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.