Bioparc Valencia cuenta con un nuevo inquilino desde el pasado viernes 30 de noviembre cuando nació una cría de jirafa a primera hora de la mañana. La cría es un ejemplar de jirafa genéticamente puro de la subespecie Baringo (Giraffa camelopardalis rothschildi), una especie "muy amenazada", según han indicado desde el parque.

Esta subespecie de jirafa se encuentra tan amenazada, que los zoológicos "más prestigiosos" a nivel internacional fijaron una estrategia para su conservación. Las jirafas Baringo están incluidas en el EEP (programa de cría en cautividad de especies amenazadas) y desde Bioparc se realizó un "importante esfuerzo" para establecer en Valencia un grupo reproductor.

Para ello se trasladó a 'Zora' desde el zoo de Praga y a 'Julius', el macho reproductor, que llegó procedente de Dinamarca, además de otra hembra joven, 'Bulería', que llegó del zoo de Jerez.

Zora, de 6 años de edad, parió por primera vez en 2010, pero era primeriza y rechazó a su cría, 'Tumai'. El equipo técnico de Bioparc se volcó con esta "valiosa" jirafa que fue alimentada y criada a mano por los cuidadores del parque y ahora puede contemplarse fuerte y ágil recorriendo la sabana valenciana.

En esta ocasión la progenitora, ha tenido una actitud totalmente distinta y está criando y cuidando con total normalidad a la pequeña jirafa. Su comportamiento ha sorprendido a todo el equipo de Bioparc, ya se muestra incluso "excesivamente protectora".

Extremar las precauciones

Por este motivo, se están extremando las precauciones para no alterar el comportamiento maternal y natural, ya que la cría amamanta debidamente y en estos primeros días su aspecto es "bueno". En estos momentos están fuera de la vista del público y de la convivencia con otros animales de la Sabana que pudiesen alterarlas.

La pequeña jirafa se encuentra todavía en un periodo "muy delicado" y, aunque se disfruta de temperaturas exteriores templadas y días soleados, en la zona interior dispone de calefacción que mantiene la estancia en condiciones óptimas para su bienestar.

'Julius', nacido en 2005, es el único ejemplar macho adulto que habita en Bioparc Valencia y desde que llegó ha sido padre de 'Tumai' y 'Áfrika'; de las cuales solo 'Tumai' y el recién nacido son genéticamente Baringo puros.

Esta especie está "amenazada" de extinción según la UICN, debido a la destrucción de su hábitat y a la caza furtiva. Según los últimos datos hay menos de 670 individuos en poblaciones naturales, por lo que está potencialmente cerca de alcanzar el umbral 'En Peligro Crítico'.

El periodo de gestación de las jirafas es de 457 días y habitualmente nace una cría en cada parto. Los partos no requieren de la ayuda humana. Suelen parir unos 45 minutos después de romper aguas. Su esperanza de vida es entre los 25 y 40 años. Bioparc Valencia se convierte así en una reserva genética de esta especie de jirafas Baringo de las que ya han nacido dos ejemplares en 2 años.

Consulta aquí más noticias de Valencia.