La alcaldesa de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), la socialista Irene García, dejará de cobrar del Ayuntamiento de la localidad después de que la semana pasada fuera nombrada portavoz del Grupo Socialista de la Diputación Provincial de Cádiz.

Según ha indicado el Consistorio sanluqueño en un comunicado, las arcas municipales se ahorrarán a partir de ahora los emolumentos de la alcaldesa. Por otra parte, el Ayuntamiento ha informado del regreso de la edil socialista Milagrosa Gordillo, que tras su baja maternal, se hace cargo de las delegaciones de Personal, Seguridad Ciudadana y Movilidad.

Cabe recordar que la crisis abierta durante meses en el Grupo Socialista de la Diputación se resolvía tras el Pleno celebrado la semana pasada, cuando cinco de los seis diputados díscolos con la Ejecutiva Provincial que dirige la propia Irene García, decidieron finalmente apoyar que ella misma se convirtiera en portavoz del Grupo, sustituyendo a quien lo había sido hasta entonces, José María Román.

De esa manera, se daban por suspendidos los seis expedientes disciplinarios abiertos contra los mencionados diputados, que podrían haber culminado con su expulsión del partido en caso de haber seguido adelante.

Según las últimas informaciones publicadas en relación a este asunto, García cobrará del orden de 3.300 euros mensuales como portavoz de los socialistas en la Diputación Provincial.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.