Correos ha asegurado que no va a despedir a ningún cartero de la unidad de reparto de la localidad guipuzcoana de Eibar. Este pasado martes los sindicatos CC.OO., UGT, ESK, LAB y ELA convocaron una huelga indefinida para exigir que la oficina postal del citado municipio se mantenga con el mismo personal.

En un comunicado, Correos ha explicado que ha decidido "reorganizar" la unidad de distribución de Eibar como el resultado de "un estudio de dimensionamiento de la plantilla" y desde "la necesidad de adaptar los recursos disponibles a la actividad real". No obstante, ha matizado que esto "no supone despedir a ningún trabajador".

En este sentido, ha señalado que está adaptando sus medios "a la progresiva bajada del tráfico postal de los últimos años". Además, Correos ha indicado que los estudios de dimensionamiento de sus unidades se realizan con carácter periódico y evalúan el volumen de envíos y los recorridos de cada cartero, datos que determinan cuáles son los tiempos de trabajo necesarios para atender adecuadamente el servicio.

Según ha puntualizado, tras el último estudio realizado en Eibar "se ha pasado de 19 a 14 secciones de reparto y de los cinco empleados afectados, dos permanecen en esa localidad, mientras los tres restantes han optado por otros destinos, siendo voluntarias ambas opciones". "En ningún caso se ha planteado despido alguno", ha insistido.

A juicio de Correos, con estos cambios se va a mantener la calidad del servicio postal para todos los eibarreses, al tiempo que la empresa pública cumple con su obligación de asignar de manera eficiente y productiva sus recursos.

Finalmente, ha esperado que la huelga convocada en Correos de Eibar finalice "lo antes posible", al tiempo que ha lamentado "los prejuicios" que la misma pueda ocasionar.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.