El Ayuntamiento de la localidad malagueña de Vélez-Málaga inaugurará este sábado el camarín de la Virgen de los Desamparados, monumento construido en el siglo XVII en un antiguo cuarto de guardia que protegía la muralla de la ciudad árabe, una vez que han concluido las obras de rehabilitación y restauración que se han efectuado sobre el mismo.

El camarín, situado en la Puerta Real de La Villa, uno de los pórticos de acceso a la antigua medina, sufría desde hace tres décadas graves deficiencias vinculadas a la humedad y falta de ventilación, que lo habían deteriorado notablemente y que obligaron en su día a retirar de él la imagen de la Virgen de los Desamparados, una talla anónima, también del siglo XVII, que durante siglos estuvo colocada en esta hornacina.

Para corregir estos problemas, el Consistorio inició el pasado mayo una actuación sobre el camarín, incluida en el plan municipal de recuperación patrimonial 'Recupera 2011-2015' y que ha supuesto una inversión de 32.440 euros, aportados a través de Iniciativa Urbana 'De Toda La Villa', un proyecto de rehabilitación social, económica y estructural del barrio más antiguo del municipio.

La concejala de Empresa y Empleo, Lourdes Piña (PP), ha explicado que, gracias a estas obras, los problemas que arrastraba el camarín se han solucionado "definitivamente", por lo que se ha mostrado "muy satisfecha" con la actuación que se ha llevado a cabo en este inmueble.

Además de servir originalmente como cuarto de guardia de la Puerta Real de La Villa, el camarín de los Desamparados, remodelado en 1789, cobró especial protagonismo durante la ocupación francesa, periodo en el que el habitáculo estaba ocupado por la talla mariana, dedicada en principio a la advocación de la Virgen de la Concepción.

Según las referencias históricas existentes, los rebeldes que se oponían a la presencia de las tropas napoleónicas eran ejecutados en la plaza cercana al camarín, donde se ubicaban el Ayuntamiento y el Palacio de Justicia, y dirigían su última mirada a la hornacina, por lo que la Virgen comenzó a ser conocida como la de los Desamparados.

Hasta hace unas décadas, la talla de la dolorosa siguió expuesta a los fieles en dicho espacio, pero sus condiciones y progresivo deterioro obligaron a la Cofradía del Huerto, de la que es titular la imagen, a retirarla del camarín para evitar que sufriera daños.

El teniente hermano mayor de la hermandad, José Antonio González, ha agradecido al Ayuntamiento la ejecución esta obra, "ya que era muy esperada", y ha explicado que el camarín volverá a albergar desde el sábado a la Virgen de los Desamparados, aunque no la talla original, sino una imagen alegórica obra del escultor local José Casamayor.

Según ha detallado, los actos con motivo de la restauración comenzarán a las 10.00 horas, con una procesión de la talla original por las calles del centro histórico, a la que seguirán una ceremonia litúrgica en la plaza de la Constitución, una exaltación de la imagen a cargo del catedrático Antonio Garrido Moraga, unas palabras del alcalde, Francisco Delgado Bonilla, y la bendición de la réplica que se colocará en el camarín.

Consulta aquí más noticias de Málaga.