Los trabajadores de los paradores gallegos están convocados durante este puente de la Constitución a secundar dos jornadas de huelga en protesta por el plan de viabilidad anunciado este martes por Paradores Nacionales, que prevé 85 despidos en la Comunidad, el cierre total de dos establecimientos y el cierre parcial de otros cuatro.

Con esta movilización, los días 7 y 8 de diciembre, trabajadores quieren expresar su rechazo a un plan que afectará a 10 de los 11 paradores gallegos —todos excepto el de Ribadeo— y dejar clara su intención de que no se produzca en la red "ni un solo despido", ya que "no es necesario".

Así lo ha informado, en declaraciones a Europa Press, Jorge Carneiro, delegado de CC.OO. en el parador pontevedrés de Baiona y miembro representante del Comité Intercentros de los trabajadores de Paradores Nacionales.

Carneiro, que desde el lunes está participando en las distintas asambleas que tienen lugar en los paradores gallegos, ha explicado que los trabajadores se encuentran ahora "muy nerviosos" ante la falta de información y con miedo a ser "despedidos". "Sabemos qué categorías están afectadas, pero poco más", ha indicado el delegado, que se está reuniendo con los trabajadores de los centros gallegos para "explicarles cómo está la situación" y "palpar el ambiente".

Mantienen la huelga

A falta de un nuevo encuentro con la empresa, los trabajadores mantienen para los días 7 y 8 de este mes la huelga convocada. Según la información de los sindicatos, de los 450 trabajadores que la compañía pública tiene en Galicia, un total de 85 serán despedidos —el 19 por ciento del cuadro de personal—, mientras que 119 contratos fijos pasarán a fijos discontinuos.

Asimismo, dos centros —el de Verín y el de Ferrol— cerrarán de forma definitiva sus puertas, y otros cuatro —Monforte de Lemos, Santo Estevo, Tui y Vilalba—, cerrarán durante cinco meses al año. 'una futura privatización de la red'.

En el caso del Parador de Santiago, la jornada reivindicativa se suma a la huelga que ya estaba convocada para Navidad —días 24 y 25— y Fin de Año —31 de diciembre y 1 de enero—, en protesta por la paralización en la negociación de un nuevo Convenio Colectivo tras la caducidad, hace casi dos años, del anterior.

Según han informado a Europa Press fuentes de la CIG, los paros para estas jornadas ya estaban convocados con anterioridad y se seguirán manteniendo, al tiempo que se sumarán las otras reivindicaciones. De no llegar a acuerdo con la empresa pública, los trabajadores iniciarán nuevas movilizaciones.

Una "bestialidad"

Los sindicatos, ha explicado Jorge Carneiro, mantendrán el día 11 de diciembre un nuevo encuentro con la dirección de Paradores en el que confían que se le aclaren los pormenores del plan y se establezcan los términos de la "negociación".

Sin embargo, Jorge Carneiro ya ha avanzado que los representantes de los trabajadores reclamarán que no haya "ni un solo despido" definitivo, dado que cree que "no son necesarios". En esta línea, ha asegurado que el plan que propone Paradores es "una bestialidad".

En contraposición, Carneiro ha apostado por que todas las medidas que se tomen sean "de carácter temporal" y no definitivo. "Podría aplicarse un expediente de regulación de empleo temporal, en algún caso, pero nunca definitivo", ha indicado el representante, que ha atribuido esta situación tanto a la crisis como a la "mala gestión" de Paradores.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.