Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un hombre y dos mujeres, miembros de un grupo criminal e integrantes de un clan familiar, a los que acusa de hurtar a ancianos el dinero que sacaban de las entidades bancarias. Dos de los detenidos, el hombre, de 35 años de edad, y una de las mujeres, de 32 años, contaban con antecedentes por delitos contra el patrimonio.

En total, se les imputa la comisión de ocho hechos delictivos, siete en Gijón y uno en Oviedo. El 'modus operandi' era el siguiente: los integrantes de este grupo criminal se dedican en los últimos tiempos a vigilar a personas de avanzada edad, que en los días de cobro de las pensiones se acercan a las sucursales bancarias para retirar distintas cantidades de dinero. Tras seleccionar a la víctima, se daba aviso al resto de integrantes del grupo, los cuales seguían a la persona hasta un lugar donde, por medio de distracciones, se hacían con el dinero.

Un elemento común a los hechos que se investigan es que las victimas tienen serias dificultades para reconocer fotográficamente a los autores debido a su avanzada edad y a que muchos de ellos tienen importantes problemas de visión, circunstancia esta que les hace aun más vulnerables.

Los componentes de este grupo residen en el municipio de Mieres y se desplazan a las localidades de Gijón y Oviedo para cometer sus acciones, regresando a su localidad tras conseguir el botín fingiendo dedicarse la venta ambulante para dificultar su identificación y localización. La detención se produjo el pasado día 3 y fueron puestos a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Asturias.