El Grupo socialista del Ayuntamiento de Sevilla ha reclamado al Gobierno municipal del PP que revise con la Federación Española de Baloncesto el convenio relativo a la celebración en la ciudad de encuentros de la Copa del Mundo de Baloncesto 2014. Los socialistas creen que el Consistorio goza de margen para "reducir al máximo" los costes asumidos en este convenio, encuadrando esta propuesta en la difícil situación que atraviesa la ciudad con más de 91.000 parados contabilizados el pasado mes de noviembre.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), y el presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, han presentado este miércoles a la ciudad como sede de la Copa del Mundo de Baloncesto 2014, que se celebrará entre los días 30 de agosto y 14 de septiembre, estimando unos ingresos directos por venta de entradas de tres millones de euros e indirectos por turismo de 25 millones en la ciudad. También, acogerán sedes del Mundobasket Bilbao, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona y Madrid, además de Sevilla, que albergará los partidos de uno de los cuatro grupo compuestos por seis equipos de la primera fase del campeonato.

Antonio Muñoz, portavoz adjunto del Grupo socialista del Ayuntamiento de Sevilla, ha manifestado de su lado, a través de un texto difundido por el PSOE, el respaldo de los socialistas a este evento, aunque avisa de que "el convenio para la designación de Sevilla como sede se firmó en una coyuntura económica determinada y con unas previsiones de ingresos por parte de la propia Federación de Baloncesto que ahora han cambiado". Por eso, el PSOE insta a Zoido a "negociar con la Federación de Baloncesto una revisión de las condiciones del convenio para reducir al máximo el coste que tendrá para el Ayuntamiento la celebración del Mundobasket".

"Es una oportunidad de renegociar las condiciones porque según los datos que ha difundido la propia Federación de Baloncesto, ya tiene cubierto, sin llegar a la venta de entradas, el 75 por ciento del presupuesto del evento con patrocinadores y la parte del canon que ya se ha abonado. Esto supone que hay espacio para renegociar las inversiones de los ayuntamientos y aliviar el coste que puede suponer el mundial para las ciudades que sean sede".

"El convenio se firmó en 2010 en un contexto económico distinto. Preveía un gasto mínimo de dos millones de euros entre el canon y el seguro que debe contratar el Ayuntamiento, además de otros gastos que asumía el Consistorio. A cambio, como ingresos, se plantea el 50 por ciento de unos ingresos que la propia Federación estima en tres millones de euros. Esto puede provocar más pérdidas para el Ayuntamiento como ocurrió con la Davis en un momento especialmente delicado para la ciudad, con más de 91.000 desempleados, y para los servicios públicos municipales".

"Hace falta además un estudio completo del impacto económico que tendrá en la ciudad el Mundobasket, que debe tener como punto de partida qué selecciones van a jugar en la ciudad. Tampoco está claro cómo, cuándo y con qué presupuesto se va a rehabilitar San Pablo, si es que ya se ha abandonado definitivamente el proyecto de construir un nuevo pabellón", concluye Muñoz.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.