La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria (Acor) ha invitado este jueves a sus socios a decantarse por el trigo fuerza, un cultivo "muy atractivo" y "de gran futuro" en España que se paga a 271 euros la tonelada.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de Acor, Carlos Rico, en rueda de prensa tras la celebración de la Asamblea que ha dado luz verde a las cifras de la campaña 2011/2012, momento en el que ha asegurado que hay que apostar por orientar a los agricultores hacia el trigo fuerza, un "nuevo" cultivo que es "muy atractivo".

Tras la Asamblea menos numerosa de Acor de los últimos años debido, según su presidente, a que los problemas con Hacienda se explicaron ya el pasado mes de junio a los socios, Rico ha explicado que con el objetivo de paliar los problemas de financiación la cooperativa facilitará el primer esfuerzo y el último a través de pagos a cuenta de entre 150 y 600 euros para la colza y entre 100 y 600 euros para trigo.

Rico, quien ha apostado por aprovechar en el futuro las sinergias a fin de captar ingresos añadidos, ha asegurado que en el próximo año 2013 no se construirá la harinera proyectada, iniciativa que se pospondrá hasta el momento en que se vean obligados y, hasta entonces, se seguirá transformando la producción en las instalaciones de su socio Arento.

Los resultados de 2011/2012, aprobados por mayoría y que ascienden a 15,3 millones, son fruto de los rendimientos "récord absoluto" de una campaña en la que Acor se sitúa entre los cinco grandes productores de remolacha, según lo ha explicado en una asamblea en la que además ha informado a los socios asistentes de la concesión de una prima que compensa la ayuda de tres euros la tonelada eliminada por la Junta.

Rico había aplaudido, en el marco de la asamblea, la labor "encomiable" del Ministerio, que ha abierto la posibilidad de mantener hasta el año 2014 la ayuda de 2,55 euros a la tonelada ante la retirada de la subvención de la Junta por cuestiones de "ajuste presupuestario".

Más datos de la campaña

En referencia a los aspectos negativos de la campaña, en la que el norte superó "con creces" su capacidad de producción, el presidente de Acor se ha referido, como lo hiciera en la asamblea, a la imposibilidad de controlar el gasto energético debido a las subidas experimentadas —"hay que ser lo más eficiente posible"— pero ha destacado, en otro sentido, los precios pagados a los productores de remolacha (48,29 euros por tonelada) y de girasol (503 euros la tonelada de semilla).

Los datos de la campaña 2011/2012, con una producción de 1,08 millones de toneladas de remolacha tipo, se traducen en 153.490 toneladas de azúcar, cifra afectada por la dificultad de comercialización fuera de la cuota y la dependencia de autorización, y sitúan el precio mínimo que recibirá la remolacha en la campaña 2012/2013 en 40,38 euros la tonelada más los retornos.

Acor espera que la próxima sea una campaña "estable" pese a los "serios" condicionantes que existen y, en el caso de los precios de comercialización, considera que parte en mejor posición que hace dos ejercicios por lo que el 2012/2013 será "también bueno".

Biodiesel y fotovoltaica

El posicionamiento de Acor en el sector de los aceites, al que se vio "abocado" por la imposibilidad de producir biodiesel, potencia su capacidad de mercado y les permite introducirse en un nuevo sector (han vendido casi 51.000 toneladas de aceite crudo), además de sacar rendimiento a una instalación importante, la planta de biodiesel, en la que se han procesado más de 113.900 toneladas de semilla de colza y girasol de los que se obtuvieron 62.551 toneladas de harina, 1.279 de aceites semirefinados y 1.125 de biodiesel.

En este sentido, Carlos Rico ha considerado una "vergüenza" el hecho de que el Gobierno no tome medidas para defender los intereses de los productores nacionales, que sufren "competencia desleal" por parte del biodiesel subvencionado argentino e indonesio, lo que "pone en jaque" a los demás.

Asimismo, ha asegurado que este año se han garantizado 158.000 toneladas de semillas oleaginosas que proceden de contratos del mercado internacional ante la situación "difícil y enrarecida" del mercado español, a lo que ha añadido que su objetivo radica en buscar todas las posibilidades a fin de pagar a los agricultores "el mejor precio" por esas semillas.

Tras reclamar, por tanto, apoyo al sector como se está haciendo en Francia, ha trasladado el deseo de la Sociedad de producir biodiesel. "Trabajamos para que esa producción sea una realidad", ha aseverado antes de matizar que no se trataría de alcanzar inmediatamente la capacidad máxima pero sí de ir iniciándose en esta senda productiva.

En referencia al parque solar fotovoltáico, que ha producido casi 4,7 millones de kilovatios hora, Rico ha recordado la existencia de restricciones de la producción mientras que en lo relacionado con el proceso de maquila y refinería, ha señalado que el segundo ha ido ganando actividad en los últimos dos años y que este año "verá superadas sus expectativas".

El presidente de la Sociedad ha abordado en la asamblea el problema derivado del pago de las actas del impuesto de sociedades, un "varapalo que ha puesto en jaque el futuro de la compañía" y que obligará a pagar 56 millones de deuda (casi 28 han sido ya sufragados) en un plazo de cinco años.

En este sentido, la dirección de la Sociedad ha recabado el apoyo de los socios para aprobar la puesta a la venta de los terrenos de Acor 1 con que cuenta en Valladolid con los que se pagaría, según ha explicado, los dos últimos plazos de 8,8 millones (la tasación ha ascendido a 17,6 millones).

"Necesitamos esta cantidad para saldar la deuda y pagar lo menos posible de intereses y hacerlo lo antes posible", ha enfatizado Carlos Rico.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.