El desahucio previsto para este miércoles en el número 10 de la calle Salmón, en el barrio sevillano de San Jerónimo, ha sido finalmente paralizado, según han informado a Europa Press un portavoz del movimiento ciudadano '15M' y el dirigente vecinal Ángel Vallano. La familia de senegaleses que desde hace once años reside de alquiler en esta vivienda, de cualquier modo, gozará de un periodo que expira el 10 de enero de 2013 para buscar un nuevo hogar tras el conflicto surgido con el propietario de este inmueble.

Esta familia, siempre según el movimiento ciudadano '15M' y el citado dirigente vecinal, afrontaba mensualmente una renta de 300 euros más 40 euros correspondientes a las cuotas de la comunidad. El propietario de la vivienda, según manifiestan, promovía contra esta familia una demanda a cuenta de diversas "demoras" en el pago de las rentas y, de otro lado, habría propuesto a sus inquilinos nuevos términos en el contrato de alquiler al haber "expirado" ya el anteriormente suscrito. Las propuestas relativas al nuevo contrato de alquiler, según señalan los defensores de la familia, eran claramente "abusivas", toda vez que el desalojo promovido por el propietario derivaría de los mencionados retrasos en las rentas y el rechazo del nuevo contrato de alquiler.

El desalojo, finalmente, no ha sido consumado y el movimiento social '15M' ha anunciado que la familia en cuestión cuenta ahora con un plazo que finaliza el 10 de enero para localizar otra vivienda, dado que la familia habría descartado permanecer en el número diez de la calle Salmón. Tanto el '15M' como Vallano atribuyen la paralización del desahucio a la "presión social" y a la mediación de la administración autonómica, toda vez que unas "cien personas" se habrían concentrado esta mañana a las puertas de la vivienda en defensa de esta familia.

"ejemplo de unidad" en san jerónimo

La portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, ha participado en esta movilización ciudadana y ha celebrado que "una vez más, la presión ciudadana ha surtido efecto y se ha conseguido atajar a tiempo una situación que, saltaba a la vista, era tremendamente inhumana". El barrio de San Jerónimo, según ha manifestado, "ha dado un ejemplo de unidad y de solidaridad muy valioso, demostrando que la movilización depara sus frutos y que es el camino a seguir para acabar con el drama social de los desahucios".

Medrano ha destacado el papel de mediación que la Consejería de Vivienda y Fomento de la Junta de Andalucía, dirigida por Izquierda Unida, ha desempeñado en pro de la resolución de este caso. "Nos consta que han estado muy encima del tema y que su intervención ha sido clave para que la orden de desahucio no haya terminado consumándose", ha señalado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.