Los responsables en materia universitaria de varias comunidades autónomas gobernadas por el PP han destacado este miércoles, tras participar en la Conferencia General de Política Universitaria celebrada en el Ministerio de Educación, la "unificación de criterios a nivel estatal" que, a su parecer, garantiza el nuevo sistema de acceso a la Universidad recogido en el anteproyecto de Ley de Mejora de Calidad Educativa (LOMCE), así como el "amplio consenso" que ha habido entre las Autonomías asistentes respecto a dicho sistema.

Tal y como establece el texto del anteproyecto al que hoy han dado el visto bueno los encargados autonómicos del ramo, el futuro sistema de admisión a las enseñanzas universitarias pretende sustituir las actuales Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) por un examen a nivel estatal, necesario para obtener el título de Bachillerato, al que podrían sumarse las diferentes pruebas concretas que imponga cada Universidad, respetando "los principios de igualdad, no discriminación, mérito y capacidad".

En este sentido, la consejera extremeña de Educación y Cultura, Trinidad Nogales, ha confirmado que el anteproyecto demuestra que "se está trabajando en esa línea de unificar los criterios a nivel estatal", lo que es "muy importante", a su juicio, "para que haya una unidad de criterio, como viene siendo también normal, con el resto a las comunidades autónomas que tengan lengua cooficial".

"validez en todo el territorio"

Asimismo, el consejero de Educación de La Rioja, Gonzalo Capellán, ha señalado que es "importante" el hecho de que el nuevo texto garantice que "se puedan coordinar todas las Universidades para que esas pruebas tengan validez en todo el territorio español". "Es un punto de avance que plantea cómo va a quedar esa pasarela de tránsito hacia la Universidad", ha explicado.

"Es una propuesta que viene consensuada por las Universidades. En general ha habido un consenso muy grande y con una misma voluntad", ha señalado, para insistir en que es necesario que las pruebas "tengan validez, que se coordinen entre las universidades y que el alumno pueda tener, no como sucede ahora, acceso a todas las universidades como distrito único".

Por su parte, el consejero de Universidades, Empresa e Investigación de Murcia, José Ballesta, ha destacado asimismo la necesidad de que "cualquier modificación" se haga "desde los principios de mérito, igualdad y capacidad de coordinación entre el sistema universitario y el sistema de educación secundaria", al tiempo que ha valorado el "amplio" consenso que ha protagonizado, a su juicio, el encuentro.

"no ha habido oposición frontal"

"No ha habido ninguna oposición frontal, ninguna que haya mostrado fehacientemente su posición en contra, mas allá del lógico debate que suscita una ley o un punto como el que estamos tratando", ha señalado.

No obstante, cabe desatacar la ausencia del secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castellà, a modo de protesta al considerar inadmisible el tratamiento que se hace de la lengua catalana en la reforma, con la cual, a su juicio, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, sólo quiere dividir a la sociedad catalana y "desorientar" a las familias.

El consejero murciano ha añadido que, además, desde su Comunidad han manifestado la necesidad de "incluir en el anteproyecto un punto dentro de los artículos relativos a la recurribilidad y revisibilidad de los exámenes". "En el ánimo de todos está el que esto sea así pero hay que plasmarlo legalmente", ha explicado.

Pruebas universitarias, "EXCEPCIONALES"

Por otra parte, el director general de Universidades e Investigación de Castilla y León, Ángel de los Ríos, ha señalado que las pruebas específicas de las universidades deben ser "excepcionales", aunque ha reconocido que el problema será hasta qué punto las universidades harán uso de esa excepcionalidad a la hora de establecer sus criterios de admisión de alumnos.

A su juicio, "lo ideal" sería que estos procedimientos se llevaran a cabo en las titulaciones donde hubiera mayor demanda y no en aquéllas en las que hubiera "plazas de sobra". "No hay razón para examinar a un alumnos en un mes dos veces", ha apostillado.

Además, el director general de Universidades del Gobierno de Aragón, Tomás Martínez Ferrer, ha celebrado la "buena disposición" del Ministerio de Educación por incluir "todas las puntualizaciones técnicas" respecto a las pruebas de admisión de los alumnos en los centros universitarios en el borrador de la LOMCE, que, a su entender, "es el asunto más complejo".

Consulta aquí más noticias de Murcia.