El noviembre de 2012 ha sido un "típico mes de noviembre" en lo que a la meteorología se refiere, "lluvioso y otoñal", aunque con un final "más propio de invierno", según las conclusiones elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Cantabria, que señalan también que el undécimo mes del año ha sido "ligeramente frío" en la región.

Así, y a excepción de la tercera semana, prácticamente la totalidad del mes ha sido "frío" o "muy frío", sobre todo en los últimos siete días. De media en Cantabria, se ha registrado una temperatura de 10ºC, dos décimas por debajo de la media de 1971 a 2000. Esta diferencia ha sido más acusada en la zona de Liébana.

Frente a ello, la Aemet recuerda que el noviembre más cálido desde 1931 se registró en 1968, con 12,8ºC, mientras que el más frío fue el de 1934, con 7,2ºC.

En el de 2012 han destacado las frecuentes borrascas, situadas unas sobre el Canal de la Mancha y otras sobre el Golfo de León, que a intervalos trajeron el "puro invierno" con viento y tormentas, dejando una espesa capa de nieve en todas las cotas por encima de 1.200 metros.

La tercera semana fue la "menos desapacible", con ligero dominio de los vientos terrales. Después, el tiempo se volvió claramente inestable, con una continua irrupción de frentes procedentes del Norte y Noroeste, que trajeron "oleadas de precipitaciones abundantes, un notable descenso de temperaturas" y dejaron también bastante nieve en las cumbres.

Así, a final del mes, una borrasca que irrumpió con vientos del Norte, provocó una "brusca" bajada de temperaturas que dejó un manto de nieve en numerosas cotas por encima de 1000 metros.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.