El exvicepresidente del Consell de Mallorca Miquel Nadal, quien ha prestado declaración en calidad de imputado ante el juez que instruye el presunto amaño de varios negociados de los que resultó beneficiaria la empresa Minser, ha negado que ordenase la contratación de esta mercantil y que para ello fuesen manipulados los expedientes investigados.

El también expresidente de Unió Mallorquina (UM) ha acudido esta mañana a los Juzgados de Via Alemania acompañado por su abogado, Miquel Arbona, para ser interrogado en torno a dos procedimientos negociados de cara a la realización de un informe sobre señales de tráfico en las carreteras y otro sobre los hábitos de lectura entre los jóvenes, por los que Minser percibió unos 60.000 euros, tal y como han señalado fuentes jurídicas a Europa Press.

Se trata de unos expedientes de los que Nadal se ha desvinculado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1, Juan Catany, al aseverar que cuando fueron tramitados, en 2006, no sabía de la existencia de Minser, sino que conoció esta empresa tiempo después de que resultase adjudicataria de forma supuestamente irregular.

Mientras tanto, el encausado debía prestar también declaración ante el mismo magistrado por otro negociado, valorado en 22.000 euros, referente a la realización de un informe sobre la instalación en el aeropuerto de unos vídeos promocionales de los pueblos de Mallorca, si bien finalmente la deposición ha sido suspendida.

Se trata de unos hechos por los que fueron detenidos el pasado mes de mayo los dos exsocios de Minser Juan Carlos Escuer y Gabriel Rivas, quienes ingresaron en prisión sin fianza a raíz del supuesto amaño los tres anteriores negociados adjudicados a su empresa por un total de 82.000 euros. Un mes después, los imputados fueron puestos en libertad.

Cabe recordar que durante su declaración ante la magistrada de guardia que decretó su ingreso en la cárcel, Escuer y Rivas, asistidos respectivamente por los abogados Carlos Barceló y Salvador Perera, defendieron que los trabajos para los que resultaron adjudicatarios se llevaron a cabo, por lo que negaron cualquier tipo de irregularidad en su tramitación.

Mientras tanto, Escuer apuntó a Eugenia Cañellas, exsecretaria técnica de Nadal, como la persona que le indicó que presentase su oferta a los tres negociados y recordó que a las convocatorias concurrieron otras dos mercantiles, tal y como establece la Ley de Contratos con la Administración Pública —que al menos tres empresas capacitadas para la ejecución del objeto del contrato concurran al negociado—.

Sin embargo, las pesquisas apuntan al supuesto amaño de los tres expedientes adjudicados a Minser y al pago por parte del Consell por distintos informes de los que, según la Fiscalía Anticorrupción, no hay constancia alguna. Ante esto, las defensas de los imputados aportaron copia de los estudios llevados a cabo con el dinero del Consell para probar la utilidad que se le dio a los pagos.

MINSER,

Investigada también en el caso voltor

Tanto Escuer como Rivas ya fueron arrestados en febrero de 2010 en el marco de otra causa de presunta corrupción, el caso Voltor, por un presunto desvío de fondos desde el Instituto de Estrategia Turística (Inestur) a Minser mediante subvenciones y contratos ilegales.

De hecho, ya entonces se les impuso una fianza penal de 100.000 euros a cada uno de ellos por su presunta implicación en estos hechos, que se habrían cometido a través del Inestur, dependiente de la Conselleria de Turismo del Govern, durante la pasada legislatura en beneficio de empresarios próximos a UM.