El jurado popular ha declarado este miércoles culpable de asesinato con alevosía y ensañamiento a Mohamed E.B., el acusado de acabar con la vida de su esposa a golpes con una pata de la cama en el domicilio que ambos compartían en Alhama de Granada en la mañana del 11 de octubre de 2010.

El tribunal popular ha considerado probado por unanimidad que el procesado, de 60 años, golpeó a su mujer, que entonces tenía 37, al menos hasta en 15 ocasiones "aumentando deliberada e inhumanamente su dolor" antes de morir, y que, después del crimen, se duchó, se cambió de ropa y se dirigió hacia una cabina telefónica para confesarle a la Guardia Civil lo que había hecho y pedirle que se personara en su vivienda.

El veredicto, que se ha hecho público pasadas las 13,00 horas de este miércoles, recoge también como probado que aquella mañana, y después de que los tres hijos del matrimonio se marcharan al colegio, el acusado y su esposa iniciaron una discusión porque ella iba a mudarse a una casa que le había concedido el Ayuntamiento en régimen de alquiler.

Consulta aquí más noticias de Granada.