El consejero de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Íñigo Nagore; el rector de la Universidad de La Rioja (UR), José Arnáez; y el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo D'Ocón, han firmado en presencia del presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, la adenda al convenio de colaboración entre las tres instituciones para la creación y desarrollo del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), en virtud del cual se financiará el equipamiento de su futura sede en La Grajera por un importe de 3,3 millones de euros.

Sanz ha recordado que el Instituto "debía haber estado abierto con anterioridad, pero el Gobierno central anterior lo paralizó", si bien el actual Ejecutivo nacional se ha impulsado, de cara a que pueda estar finalizado para primavera del próximo año, y que en pleno funcionamiento para la vendimia de 2013.

El presidente del Gobierno riojano ha afirmado que el Centro "contribuye a poner de manifiesto la política del Gobierno de La Rioja en investigación, en innovación, en distintos sectores de la región". No obstante, ha recordado que "nos faltaba algo con el sector del vino, que es un gran referente en la comunidad, y este centro, de la mano también del CSIC y de la UR, tiene mayor impulso".

Ha destacado que "posiblemente será uno de los pocos centros en el mundo dedicados la investigación del vino", y que está "perfectamente estructurado". Para finalizar, Sanz ha afirmado que supone dar un "salto cualitativo y cuantitativo en este proyecto, y esperemos que se cumplan los plazos correspondientes".

El presidente del CSIC ha recordado que "el desarrollo científico de un país y la potenciación tecnológica del mismo solo puede lograrse si los investigadores pueden realizar investigación de calidad", por ello "es fundamental que el investigador esté integrado y convivir con su entorno científico para conocer los problemas y dirigir sus investigaciones a resolverlos".

Ante ello, el ICVV "es un ejemplo vivo de ello", ya que "nació un claro objetivo de investigación, desarrollo e innovación del sector vitivinícola, en una localización que es referencia para el vino español".

Por su parte, el rector de la UR ha destacado que la adenda ratificada "da un impulso a este primer instituto de investigación de la Universidad de La Rioja, en el que contamos con los mejores socios para potenciar nuestra capacidad investigadora y trasferir I+D+i a nuestro entorno productivo en materia de viticultura y enología".

Arnáez ha señalado que el ICVV lo que hace es "reforzar la línea de trabajo, avanzar en esa línea de excelencia y reunir las mejores condiciones para que esto sea posible". La UR "es plenamente consciente de que la investigación es fundamental, así como se apuesta por la internacionalización, y para ello el Instituto puede ser una buena referencia y buen elemento para trabajar en esa línea".

Creado en 2008

El ICVV es un instituto de investigación creado en 2008 por el CSIC, el Gobierno de La Rioja y la Universidad de La Rioja. Su sede provisional está en el Complejo Científico-Tecnológico de la UR mientras finalizan las obras de la sede definitiva. La firma de esta adenda al convenio concreta la dotación necesaria para amueblar y equipar estos laboratorios y servicios de apoyo a la investigación de estas instalaciones, que se ubican en La Grajera, junto a la bodega institucional del Gobierno de La Rioja.

La previsión es que las obras del edificio de laboratorios y bodega experimental estén concluidas en la primavera de 2013 y que, tras dotarlo, pueda estar en pleno funcionamiento después de la próxima vendimia. En este sentido, la adenda prevé una dotación de 3,3 millones de euros, de los cuales la mitad serán aportados por la Comunidad Autónoma de La Rioja y el resto procederá de los Fondos FEDER a través del Ministerio de Economía y Competitividad.

INSTALACIONES

La sede del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), en la finca de La Grajera, está formada por varios edificios: la Bodega Institucional y el Edificio Administrativo, construidos previamente por el Gobierno de La Rioja, y el Edificio Científico, de cuya construcción es responsable el CSIC.

Este Edificio Científico, compuesto a su vez de Edificio de Laboratorios y de Bodega Experimental, fue proyectado por el arquitecto Ignacio Quemada con el objetivo de cumplir con las necesidades propias de un instituto de investigación de la vid y del vino, de integrarlo en su entorno y de garantizar su relación funcional con la Bodega Institucional y con el Edificio Administrativo.

El Edificio Científico, cuya superficie construida es de 6.000 metros cuadrados aproximadamente, se desarrolla en dos partes: el Edificio de Laboratorios (de unos 4.800 metros cuadrados) y la Bodega Experimental (de algo más de 1.000 metros cuadrados).

Sección longitudinal

El Edificio de Laboratorios tiene tres plantas: baja, primera y segunda. La Bodega Experimental, dos: baja y primera. La adaptación del conjunto a la topografía del terreno conlleva que la planta baja del Edificio de Laboratorios quede al nivel de la planta primera de la Bodega Experimental.

El edificio científico consta de dos grandes secciones con cuatro laboratorios de investigación en cada una de ellas.

En el área de Viticultura, los laboratorios están dedicados a 1) Análisis genómico; 2) Biología de la producción e interacción con el medio ambiente físico; 3) Biología de las interacciones de la vid con el medio biológico; y 4) Tecnología de la producción vitícola.

En el área de Enología, a 1) Microbiología y biotecnología enológica; 2) Química y análisis enológico; 3) Tecnología e ingeniería enológica; y 4) Vino y salud.

Junto a la sección de Enología se encuentra la bodega experimental y su planta baja se dedica a laboratorios de apoyo a la investigación: laboratorio de bodega, microscopía, cultivos microbiológicos, cultivos vegetales y análisis instrumental.

Por su parte, la planta semisótano de la sección de Viticultura incluirá cámaras de cultivo de plantas para obtener distintas condiciones ambientales y analizar el efecto de tratamientos climáticos y biológicos (patógenos y plagas de la vid).

El presupuesto de las obras del conjunto formado por la bodega institucional, el edificio institucional, el edificio administrativo y el edificio científico se aproxima a los 23 millones de euros, de los cuales 16 han sido aportados por el Gobierno regional, mientras que el CSIC ha aportado los 7 millones restantes, destinados a la construcción del edificio científico.

ICVV

El Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino (ICVV) está concebido como un centro de referencia en la investigación, con dos pilares fundamentales: la existencia de una actividad investigadora de relevancia internacional; y el impulso de la transferencia de los resultados y la tecnología a la sociedad y al sector productivo. Es el único centro de estas características dedicado a la investigación de la vid y del vino en España, y cuenta con algunos ejemplos similares en Europa.

Dirigido por José Miguel Martínez Zapater, profesor de investigación del CSIC, en la actualidad el Instituto cuenta con un personal aproximado que supera los 100 profesionales y que incluye a investigadores (permanentes, contratados, visitantes y en formación), personal técnico y de apoyo a la investigación y personal administrativo.

La actividad científica del ICVV se organiza en dos grandes Departamentos: Viticultura y Enología. Cada una de ellas incluye desde la investigación básica hasta los procesos de desarrollo tecnológico e innovación.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.