Sustratos de La Rioja, la sociedad creada por cultivadores de champiñón y seta que gestiona desde hace un año la planta de tratamiento de compost de Pradejón, organiza una serie de jornadas informativas para que tanto técnicos como agricultores conozcan los beneficios del uso del sustrato de postcultivo del champiñón y seta en la agricultura.

El gerente de Sustratos de La Rioja, Julio Fernández Cordón, ha anunciado que el próximo día 13 se ofrecerá una charla en el Centro de Salud de Pradejón, y el día 20 en el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico Agroalimentario de Logroño, esta última dirigida a técnicos de fruticultura y viticultura.

El sustrato postcultivo, ha informado el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, es rico en materia orgánica y nutrientes, lo que le convierte en un material muy adecuado para la preparación del terreno y como abono, además de que su coste es inferior a los fertilizantes de origen mineral.

En la actualidad, la planta de Pradejón trata algo más de 150.000 toneladas de sustrato de champiñón al año, aunque en La Rioja se producen cerca de 225.000. Estas cifras suponen que alrededor del 70 por ciento del sustrato producido en la comunidad pase por esta planta de compostaje.

Fernández ha informado que durante este año "no sólo se ha logrado reducir los costes de gestión del sustrato en un 20 por ciento sino que se ha obtenido un compost de gran calidad nutricional, enriqueciendo la composición del suelo y libre de sustancias químicas y metales pesados".

En este sentido, Nagore ha señalado que la función de este tratamiento del postcultivo es "convertir un problema que antes teníamos en una oportunidad y ventaja para los agricultores riojanos, algo que ya se hace en lugares como Holanda".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.