El diputado autonómico del Partido Aragonés (PAR), Manuel Lorenzo Blasco, confía en que la reestructuración de Caja3 "sea lo menos traumática posible para los trabajadores".

En rueda de prensa celebrada en las Cortes de Aragón, Manuel Lorenzo Blasco ha lamentado la "gran preocupación" que existe entre los trabajadores por el plan de reestructuración, que prevé el despido de 529 empleados y el cierre de 187 oficinas, dentro del proceso de fusión con Ibercaja.

Como todas las reestructuraciones, la de Caja3 trae consigo "consecuencias no deseadas", una de las cuales es la reducción de oficinas, que conlleva una "reducción importante" de personal.

Blasco ha mencionado las conversaciones entre la dirección de Caja3 y los trabajadores para aprobar el plan de reestructuración, ha señalado que hay poco tiempo ya que se tiene que aprobar definitivamente antes del 15 de diciembre, y ha destacado "las incertidumbres que se están generando" con motivo del plan.

Ha señalado que Caja Inmaculada (CAI), que participa en Caja3, ha sido valorada siempre por el PAR como "un elemento vertebrador del territorio", que ha incidido en "muchos temas", como la acción social, el deporte y la creación de empleo. "Lo vemos con gran preocupación".

La fusión es "una noticia positiva que tiene alguna connotación negativa" puesto que "vamos a tener un banco aragonés" pero ello conlleva la reestructuración laboral de Caja3. La creación de un banco aragonés "es un avance importante a la hora de establecer el sistema de financiación de Aragón".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.