El portavoz del Grupo Socialista, Francisco Álvarez de la Chica, ha asegurado este miércoles que desde Andalucía se utilizarán las vías legales que se consideren oportunas una vez que se apruebe la reforma educativa del Gobierno de Rajoy, que ha considerado "la más retrógrada y antisocial y menos consensuada" de la historia de España, ya que, en su opinión, que vuelve a situar a la educación en "el blanco y negro" de una etapa "predemocrática".

En relación al posicionamiento de Andalucía en la conferencia sectorial de educación celebrada este martes, De la Chica ha dicho en rueda de prensa que la Junta ha trabajado, al igual que hizo en la Conferencia de Presidentes, llevando un documento por escrito con las cuestiones que considera que habría que modificar.

El dirigente socialista ha criticado que en dicha reforma se contemple más dinero para la escuela privada, sostener a los centros que separan por sexos, la vuelta a la "obligatoriedad" de la Religión y la eliminación de la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC).

Asimismo, ha insistido en que esta reforma supone "el gran triunfo de la derecha y de la Conferencia Episcopal, quienes tantas veces se pusieron detrás de la misma pancarta durante la pasada legislatura" para la eliminación de una asignatura "que se imparte en todos los países de nuestro entorno".

De la Chica ha indicado que el Gobierno de la Nación dota de dos velocidades a la educación. Por un lado, según ha explicado, habrá quienes viajen en la "alta velocidad educativa", —los que tengan más recursos económicos—, y quienes tengan que viajar "en el tren de mercancías" por disponer de menos medios económicos.

Tras asegurar que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, está situando a la educación "al fondo y muy a la derecha", De la Chica también ha considerado que esta materia se va a convertir en una "carrera de obstáculos" en la que los alumnos "se lo jugarán todo en un día, cuando un mal día lo tiene cualquiera".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.