Fátima Báñez
Fátima Báñez dice que no revalorizar las pensiones es un "ejercicio de responsabilidad". ATLAS

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado este miércoles que la pensión media se incrementará en 270 euros al año para 6,7 millones de pensionistas en 2013.

Durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo, la ministra ha reiterado hoy que el 75% de los pensionistas, unos 6,7 millones que tienen una pensión menor a 1.000 euros, verán subir sus pensiones un 2 % desde enero de 2013, lo que supondrá un incremento de 270 euros al año más para la pensión media. Al resto de los pensionistas se les aplicará una subida dle 1%, ha recordado Báñez.

Durante su intervención, ha señalado que desde el inicio de la crisis hay tres millones menos de cotizantes a la Seguridad Social y que la pérdida acumulada en 5 años ha sido de casi 2,9 millones de afiliados. En un sistema de reparto, esto supone 4.173 millones de euros menos de ingresos por cotizaciones como media al año.

La pensión media se incrementará en 270 euros al año para 6,7 millones de pensionistas Como consecuencia de estas cifras, la ministra ha añadido, que el sistema entró en déficit en 2011, una situación que no ha sido posible revertir este año.

Antes de su intervención, y en declaraciones a la prensa, Báñez ha señalado que el sistema de pensiones es "seguro" porque está pensado para situaciones "difíciles" como la actual y cuenta con el fondo de reserva que, según ha explicado, el Gobierno utilizará cuando sea necesario para pagar las pensiones.

La ministra ha resaltado que las pensiones están garantizadas gracias al compromiso de toda la sociedad y que todos los pensionistas cobrarán "puntualmente" las catorce pagas, incluidas las dos extraordinarias.

Al respecto, ha recordado que en el último Consejo de Ministros se tomó la decisión de acudir al fondo de reserva para que los pensionistas recibiesen la paga extraordinaria de Navidad. De esta manera, Báñez ha querido enviar un "mensaje de tranquilidad" a los pensionistas y ha indicado que la situación es de "normalidad".