El Grupo Parlamentario Regionalista ha denunciado este miércoles que las enmiendas presentadas por el Partido Popular al proyecto de presupuestos para 2013 "restan un millón de euros más en programas destinados a los ayuntamientos", con lo que el recorte total que sufrirá la financiación municipal en 2013 alcanza ya los 36 millones, entre la desaparición del Fondo de Cooperación y la supresión y reducción de otras partidas para actuaciones en el ámbito local, lo cual tendrá "gravísimas consecuencias que pagarán los vecinos".

Para el portavoz del PRC, Rafael de la Sierra, este nuevo recorte constituye "una provocación", dado que se produce al mismo tiempo que el Gobierno habla de ampliar el Fondo de Liquidez y de "buena voluntad" a la hora de contribuir a la financiación municipal.

"Lo único cierto es que las enmiendas del propio Gobierno, a través del Grupo Popular, reducen de nuevo, en cerca de un millón de euros, las cantidades destinadas a las entidades locales", ha recalcado en un comunicado el portavoz regionalista, para quien la voluntad del PP de "ahogar" a los ayuntamientos "no tiene límite", ni "consideración alguna" pese a la protesta "unánime" de los alcaldes en sus manifestaciones públicas y de la postura de muchos de ellos, incluidos varios de ese partido, en la reciente asamblea extraordinaria de la Federación de Municipios de Cantabria.

De la Sierra ha cuestionado por ello el compromiso que tanto el presidente regional, Ignacio Diego, como el presidente de la Federación de Municipios, Julián Vélez, asumieron en vísperas de la reunión de ayuntamientos celebrada el lunes para mejorar la financiación local y completar el Fondo de Liquidez.

Esta nueva reducción introducida vía enmienda afecta sobre todo a dos partidas que el PRC considera "muy importantes: las transferencias para inversiones de carácter ganadero y para los Planes de Acción Local, Agenda 21.

Esos recortes se suman a la ya prevista supresión de las ayudas para la prestación de servicios como la asistencia a domicilio a personas necesitadas, la teleasistencia o las aulas de dos años y la reducción de las partidas destinadas a infraestructuras municipales y limpieza de playas, entre otras.

De la Sierra ha avanzado que el PRC votará en contra de esas enmiendas, aunque su oposición no podrá impedir que sean aprobadas con los votos de los diputados del Partido Popular, entre los que figuran varios alcaldes, en concreto los de Arnuero, Polanco, Los Corrales, Medio Cudeyo, Cabezón de la Sal y Torrelavega.

Precisamente por ello ha recordado que "aún están a tiempo de rectificar", porque en caso contrario "serán sus vecinos, como los del resto de los municipios, quienes paguen las consecuencias, porque van a resultar directa y tremendamente afectados por esas medidas tan injustas".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.