El Gobierno de Extremadura se reunirá el próximo 11 de diciembre con todo el sector del ibérico de la región para analizar el proyecto de la Norma de Calidad y consensuar las alegaciones que se consideren oportunas, para lo que tiene quince días de plazo.

En concreto, la administración regional considera que este nuevo documento "incorpora algunas de las reivindicaciones" de Extremadura, pero insiste en la defensa del acuerdo estratégico sellado en marzo entre el Gobierno extremeño y todos los agentes del sector.

Entre las propuestas extremeñas recogidas en este nuevo borrador, el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha destacado la relativa a la pureza del ibérico de bellota, al permitir hasta un 50% de pureza, en lugar de ceñirse al 100% como se decía en el anterior borrador.

Además, otras alegaciones extremeñas que se incluyen hacen referencia a los controles y etiquetado para mejorar la información al consumidor, según ha señalado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

"En este nuevo borrador se acercan más las posturas a los intereses extremeños, pero nosotros seguimos insistiendo en defender el acuerdo estratégico que se firmó en marzo con todo el sector", señala el consejero.

Según apunta, Extremadura "está de acuerdo en la necesidad de preservar la raza" y que el control del factor racial sea fundamental, además defiende que la supervivencia de la raza ibérica se conseguirá con la pureza de los progenitores y su correspondiente inscripción en el libro genealógico.

Sin embargo, el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, se opone a que la norma contemple el cerdo de rejilla como ibérico, pero entiende que el cerdo ibérico es un animal rústico, que necesita su tiempo y su espacio para poder depositar la grasa entre las fibras musculares, "responsable de los sabores y aromas típicos de los productos de calidad que demanda el consumidor".

Asimismo, la comunidad extremeña defiende que la norma no puede equiparar a un productor que debe disponer de 10.000 metros cuadrados con otro que mantiene a sus animales en menos de dos metros cuadrados "y amparar ambos bajo el distintivo de calidad que sólo el término ibérico ofrece".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.