El consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha asegurado estar "muy satisfecho" con el dato de ejecución presupuestaria de las comunidades autónomas desvelado este martes por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que arroja un déficit del 0,76 por ciento del PIB para Castilla-La Mancha.

A su juicio, la reducción es "importantísima, muy superior a la de otras comunidades", y "va a generar confianza y va a garantizar la recuperación económica y la creación de empleo en la región", ha informado la Junta en nota de prensa.

Tal y como ha explicado el titular de Hacienda en Castilla-La Mancha Televisión, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha logrado en un solo año reducir en cinco puntos el déficit que arrastraba la comunidad, desde el 5,77 por ciento de septiembre del año pasado hasta el 0,76 por ciento de este año, lo que supone una reducción de 1.887 millones de desequilibrio entre lo que ingresa la región y lo que gasta.

"El dato de déficit viene a demostrar que las previsiones del Gobierno de María Dolores de Cospedal son realistas y nos sitúa en el camino de cumplir el objetivo del 1,5 por ciento a final de año", ha afirmado el consejero.

Esta forma de gobernar demuestra, según Romaní, que "no hace falta enterrar a la Comunidad Autónoma en deuda y que ahora hay una Administración que no es un lastre".

Consulta aquí más noticias de Toledo.