El Pleno de Juntas Generales de Bizkaia ha aprobado el proyecto de norma foral que permite adelantar a los meses de enero y julio el abono de las pagas extraordinarias del año 2013, después de que se haya decidido suprimir la de Navidad de este año, tras la decisión adoptada por el Gobierno central.

En la sesión plenaria, celebrada en la Casa de Juntas de Gernika, se ha procedido a la aprobación de este proyecto con los votos a favor del PNV y del PSE-EE, mientras que el resto de grupos se han abstenido.

En la sesión plenaria, el portavoz de la Diputación, José María Aburto, ha asegurado la supresión de la paga extra viene determinada por el Real Decreto LEY 2/2012 de 13 de julio que tiene "carácter básico" y que fue aprobado por el Gobierno central.

Aburto ha indicado que se les ha "impuesto" la supresión de la paga extra de Navidad y se ha mostrado en contra de esta medida porque en los últimos años ha sido "excesiva" la pérdida de poder adquisitivo de los funcinarios, que están "soportando demasiadas" medidas para paliar las consecuencia de la crisis.

Además, ha señalado que el no abono de la paga extra tiene un "efecto negativo" en el consumo y la actividad comercial, "más aún en estas fechas". Por ello, según ha explicado, han planteado adelantar a los primeros días de enero y julio el abono de las pagas extras de 2013 y ha señalado que se hace "por un criterio de prudencia, de responsabilidad y de seguridad jurídica" tanto "para quien paga como para quien cobra". Aburto ha indicado que esta medida no supone "ninguna alteración" del principio de estabilidad financiera.

El proyecto aprobado establece la modificación de la forma de percepción de las pagas extraordinarias al personal al servicio del sector público foral, incluido el personal de designación política, de Bizkaia en 2013.

En concreto, para el año 2013, los entes que forman parte del sector público foral adelantarán a los primeros días de los meses de enero y julio el abono de las pagas extraordinarias a todo el personal al servicio de dichos entes, incluido el personal de designación política.

Este último grupo comprende al diputado general, al teniente del diputado general, a los diputados y diputadas forales, a los directores generales, al personal eventual, a los presidentes, a los directores y a los gerentes de los entes integrantes del sector público foral.

Además, el adelanto del abono de las pagas extraordinarias al personal al servicio del sector público foral, se extenderá tanto al personal fijo como al temporal.

GRUPOS

El proyecto ha contado con el apoyo del PSE y su portavoz foral, Iñaki Egaña, se ha mostrado crítico con la medida "injusta" de suprimir la paga extra y ha denunciado que el Ejecutivo del PP gobierna "de forma autoritaria" a través de "reales decretos".

Egaña ha manifestado que, a través de los ajustes, el Gobierno del PP traslada su ideología "netamente conservadora" y ha puesto como ejemplo la LOMCE que pretende impulsar el Ejecutivo de Rajoy.

El juntero socialista ha manifestado que, pese a las declaraciones previas del diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, relativas a la defensa del autogobierno, finalmente no se va a abonar la paga extra y finalmente todo ha sido "un pose". Tras indicar que el Gobierno vasco ha adoptado una postura "más humilde", ha señalado que, pese a todo, han apoyado el proyecto porque, "en este momento la situación es la que es".

El PNV ha señalado que se ha tenido que suprimir la paga extra porque existía un "requerimiento" del delegado del Gobierno central en el País Vasco. En este sentido, ha señalado que son los "resortes" del Gobierno central los que "imponen" esta medida y por tanto la decisión de suprimir la paga es "por imperativo legal".

El juntero del PNV ha manifestado que el adelanto de las pagas de enero y julio de 2013 "no contraviene" las obligaciones de contención del déficit y de estabilidad presupuestaria y ha indicado también que no se prevé una nueva supresión para los trabajadores públicos de cara a 2013.

El PNV ha señalado que suprimir la paga extra de Navidad es "injusto" y debe ser "compensado" con el adelanto de las de 2013. Asimismo, ha señalado que la paga suprimida deberá ser devuelta en la forma que "legalmente se determine".

Por su parte, el PP ha denunciado el "lamentable espectáculo" del PNV y del PSE-EE ante la decisión adoptada por el Gobierno central y ha señalado que la situación es "grave" y a veces hay que adoptar "medidas dolorosas".

El PP ha señalado que es "fácil tirar de manual partidista" y ha criticado la actitud de intentar "sortear el cumplimiento de la normativa básica". Asimismo, ha criticado que la Diputación vizcaína haya recurrido a un informe externo para tomar su decisión sobre el adelanto de las pagas y ha considerado "escandaloso" el uso que se hace de "dinero público para informes de parte".

Por su parte, Bildu ha decidido abstenerse en la votación y ha calificado de "unilateral" la decisión del Gobierno central de suprimir la paga extra. En este sentido, ha señalado que el Real Decreto del Ejecutivo del PP ha creado un "enorme embrollo".

Consulta aquí más noticias de Álava.