La Estación de esquí de Alto Campoo abre sus puertas este miércoles, 5 de diciembre, con quince pistas operativas (el 65%) que ofrecen 15,6 kilómetros esquiables.

La instalación, en funcionamiento durante el puente de la Constitución, estrenará la temporada 2012-13 con una longitud total esquiable de 16,89 kilómetros, de calidad polvo, de entre 20 y 40 centímetros de espesor (entre las cotas 1.650 y 2.125 metros), aunque no ha caído nieve en las últimas 24 horas, según información de Cantur consultada por Europa Press.

Además, este miércoles funcionarán, de 9.15 a 17.00 horas, diez de los 13 remontes de la pista, cuatro de las cinco telesillas, y seis de los ochos telesquis.

La estación de Alto Campoo ofrece novedades para los usuarios en esta nueva temporada. La Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria ha realizado una serie de mejoras con el objeto de garantizar la calidad de servicios tanto en lo que se refiere al ámbito deportivo como de infraestructuras y funcionamiento.

La principal novedad es la construcción de un nuevo aparcamiento en Brañavieja con capacidad para 290 nuevas plazas, desde donde los esquiadores serán trasladados a pie de pista por el 'tren blanco'.

Asimismo, se han mejorado las áreas de pistas en Castro II y Tres Mares; se han realizado trabajos de hidrosiembra en Pidruecos I y Río Hijar II y nuevos drenajes y acondicionamiento en Peñalabra, Pidruecos II y La Cabaña, "facilitando de esta forma un mejor tratado y compactado de la nieve".

La estación de Alto Campoo cuenta además esta temporada con una nueva imagen corporativa y una nueva web con información actualizada y noticias, con carácter más activo, así como su incorporación a las redes sociales (twitter y facebook).

Gestionada por el empresa pública Cantur, dependiente de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria, la estación de esquí representa uno de los activos turísticos de la comarca de Campoo y centro dinamizador del deporte y la hostelería de la zona.

Muy frecuentada, además de por los propios cántabros, por esquiadores de Madrid, País Vasco, Galicia, Asturias, Castilla y León y Portugal, ofrece según destaca el Gobierno regional, "un servicio de calidad y unas instalaciones que la convierten en referente de la Cornisa Cantábrica".

La cota mínima está a 1.650 metros y la máxima a 2.125 metros. Cuenta con 23 pistas, de las que diez son rojas, nueve azules y cuatro verdes, así como con más de tres kilómetros de rutas de enlace, un circuito de fondo de 4,4 km y un snowpark.

En total son casi 28 kilómetros esquiables. De las pistas, dos están homologadas para competición. La estación dispone de cinco telesillas y ocho telesquís con capacidad para 13.100 personas/hora.

Cuenta, asimismo, con un snowpark con seis kickers (saltos) de dificultad verde, azul y rojo, que oscilan entre los 1,5 metros del nivel para principiantes a los 12 metros del más alto; un salto step-up; dos barandillas, un cajón plano de bajada; un cajón plano y un tercer cajón subida-plano-bajada. Estos últimos con alturas que van de los cuatro a los ocho metros.

La estación cántabra ofrece servicios de parque infantil, escuelas de esquí, restaurantes y cafeterías y está ubicada en un entorno con un destacado interés paisajístico, cultural y turístico, "lo que la convierte en un destino atractivo para aficionados y familias". Acoge diversas actividades y competiciones durante la temporada, además de fiestas, presentaciones y encuentros para los aficionados al deporte blanco.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.