El Índice General de Producción Industrial (IPI) ha descendido un 14,5 por ciento en octubre en el Principado de Asturias, comunidad que registra la mayor caída en términos interanuales, seguida de Castilla-La Mancha y Madrid, ambas con retrocesos del 9,6%.

No obstante, la producción industrial experimentó en octubre variaciones interanuales positivas en ocho CCAA, especialmente en Cataluña (+6,6%), Canarias (+6%) y Comunidad Valenciana (+5,9%).

En el conjunto del país, aumentó un 0,6% en octubre respecto al mismo mes de 2011, dejando atrás trece meses consecutivos de caídas interanuales, según datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El avance interanual de octubre contrasta con el fuerte retroceso que experimentó la producción industrial en septiembre, mes en el que se hundió un 12,1% en tasa interanual.

No obstante, una vez descontado el efecto calendario, la variación interanual de la producción industrial fue del -3,3% en octubre, frente al -7,5% de septiembre. En los primeros diez meses del año, el IPI acumula un descenso medio del 5,6%.

En tasa mensual, la producción industrial registró en octubre un repunte del 9,4% respecto a septiembre. Este avance mensual es el más alto de los octubres de los últimos cinco años. Así, en octubre de 2008 y de 2009, la producción industrial aumentó un 1% en tasa mensual, mientras que en 2010 y 2011 retrocedió un 1,4% y un 4,5%, respectivamente.

Al crecimiento interanual de la producción industrial en octubre contribuyeron especialmente la energía, los bienes de consumo no duradero y los bienes de consumo duradero.

Concretamente, la energía experimentó un repunte del 5,8% respecto a octubre de 2011, motivada por la mayor producción del refino de petróleo y la producción, transporte y distribución de energía eléctrica.

Los bienes de consumo no duradero, por su parte, presentaron una tasa interanual del 2,4% debido al incremento de la producción de casi la mitad de las actividades que integran este sector, entre ellas el procesado y conservación de frutas y la fabricación de especialidades farmacéuticas.

Los bienes de consumo duradero elevaron un 0,4% su producción, mientras que los bienes de equipo la recortaron un 2,5% debido, sobre todo, al descenso de la fabricación de vehículos de motor y la fabricación de elementos metálicos para la construcción.

Los bienes intermedios, por último, redujeron su producción un 1,1% como consecuencia de la evolución negativa de la fabricación de productos básicos de acero y la fabricación de elementos de hormigón, cemento y yeso.

Consulta aquí más noticias de Asturias.