El Gobierno revalorizará las pensiones con carácter general el próximo 1 de enero al 1% y no con arreglo al IPC de noviembre. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que el Ejecutivo "no puede hacer frente" a esa subida "por la situación de tesorería" y que por eso no se compensará a los pensionistas; el dato adelantado de noviembre sitúa el IPC en el 2,9%.

No obstante, el Ejecutivo ha marcado una excepción: a los pensionistas que cobren menos de 1.000 euros al mes de pensión, se les actualizará al 2%. El total de pensionistas que cobran menos de 1.000 euros es de 6.643.168, según datos del Ministerio de Empleo actualizados hasta el mes de octubre. Son el 74,1% del total de los pensionistas (incapacidad, jubilación, viudedad, orfandad y favor de familiares), que suman 8.957.176.

Los tramos de cuantía que incluyen más pensionistas de todo el sistema general son el que va de 600,01 a 641,39 euros (1,2 millones de personas) y el que va de 550,01 a 600 euros  (1 millón de personas).

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado que es una decisión "difícil y responsable" y que "los pensionistas de hoy y los de mañana tiene garantizadas sus pensiones". Báñez ha justificado, además, que la razón tiene que ver con la "prioridad de país".

La medida anunciada se produce a pesar de la caída de precios de seis puntos en noviembre, principalmente por el abaratamiento de los carburantes y lubricantes, después de que el IPC se situara en octubre en el 3,5%, la tasa interanual más alta desde mayo de 2011. Con un 2,9% de referencia, el coste de la revalorización de las pensiones se habría rebajado hasta los 3.800 millones de euros.

La ministra Báñez, que ha puesto por delante el objetivo de reducción el déficit público, ha recordado que las pensiones constituyen la única partida presupuestaria que sube en 2013, junto con los intereses asociados a la deuda pública. Y ha aclarado que la decisión supone una "suspensión" de la ley vigente, que dice que las pensiones del año siguiente han de actualizarse con arreglo al IPC del mes de noviembre.

Los pensionistas de hoy y los de mañana tiene garantizadas sus pensiones La medida adoptada este viernes forma parte del Real Decreto-ley de medidas de consolidación y garantía del sistema de la Seguridad Social aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

Por otro lado, Sáenz de Santamaría ha señalado que la Seguridad Social utilizará 4.000 millones de la 'hucha de las pensiones', el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, para pagar las prestaciones de aquí a final de año. El dinero, ha concretado, se usará para pagar la paga extra de Navidad a los pensionistas.

Es la segunda vez que el sistema recurre al Fondo de Reserva después de que en el mes de septiembre utilizara algo más de 3.000 millones para afrontar problemas de liquidez.