Altos cargos públicos de IU en Ayuntamiento, Diputación y Junta se unen contra el cierre de estación del Prado

Representantes institucionales de la federación de izquierdas en la Junta de Andalucía, Diputación y municipios de la provincia se han unido para coordinar acciones "de presión" con el fin de evitar el traslado de los servicios pretendido por el gobierno de Juan Ignacio Zoido de la estación de autobuses del Prado de San Sebastián a Plaza de Armas en la capital hispalense.

Representantes institucionales de la federación de izquierdas en la Junta de Andalucía, Diputación y municipios de la provincia se han unido para coordinar acciones "de presión" con el fin de evitar el traslado de los servicios pretendido por el gobierno de Juan Ignacio Zoido de la estación de autobuses del Prado de San Sebastián a Plaza de Armas en la capital hispalense.

En un comunicado, Izquierda Unida explica que se ha escenificado esta semana su "total oposición" al cierre de la estación de autobuses en un acto convocado por su coordinador provincial, Manuel Gutiérrez Arregui y los alcaldes y concejales de IU de los municipios sevillanos afectados por esta decisión, quienes se reunieron para acordar acciones en contra de una medida que, "de llevarse finalmente a cabo, perjudicará notablemente a los usuarios de estas poblaciones".

En este encuentro también participaron los portavoces de la federación de izquierdas en la ciudad de Sevilla y en la Diputación, Antonio Rodrigo Torrijos y Manuel Rodríguez, respectivamente; el viceconsejero de Fomento y Vivienda, José Antonio García Cebrián; la delegada territorial de la Junta de Andalucía en Sevilla, Granada Santos, y la parlamentaria Marina Segura, además de trabajadores de la estación del Prado y representantes sindicales de UGT y CCOO.

En esta reunión se analizaron los "negativos" efectos que el traslado de los servicios del Prado a la "ya colapsada estación de Plaza de Armas supondrá para miles de usuarios". Asimismo, se visibilizó el "rechazo frontal" de IU a las pretensiones del gobierno de Zoido, en sintonía con la resolución aprobada en su Asamblea provincial del pasado 18 de noviembre, donde se instaba al Ayuntamiento de Sevilla a mantener abiertas las instalaciones del Prado y a mejorar su actividad a través de un plan de viabilidad elaborado de forma consensuada y participada.

Igualmente, la mencionada resolución de IU reclamaba a la Consejería de Fomento que no autorizara el uso de la estación de Plaza de Armas a las líneas de autobuses que lo soliciten como consecuencia del proceso de "desmantelamiento iniciado" por el Consistorio hispalense, y planteaba, además, diseñar "una acción común de los alcaldes, grupos municipales y asambleas" de esta fuerza política en defensa de los servicios que actualmente se prestan en el equipamiento del Prado.

En este sentido, los representantes institucionales de IU han decidido "apoyar y secundar" todas las movilizaciones que la plantilla acuerde en pro de sus puestos de trabajo, empezando por la concentración que llevará a cabo el día 4 de diciembre. Asimismo, desde la federación de izquierdas se tiene previsto recoger firmas por toda la provincia y continuar presentando mociones a los plenos de los ayuntamientos sevillanos afectados por dicho traslado para demandar al Consistorio de la capital hispalense una rectificación en sus planes de futuro relativos a la estación de Prado.

"Junto a la incertidumbre laboral, los daños económicos que acarreará a los negocios del entorno y el trastorno que ocasionará a miles de usuarios, Izquierda Unida esgrime también argumentos de movilidad para oponerse al cierre de la estación del Prado, al considerar ilógico que el Ayuntamiento de Sevilla prescinda de un equipamiento ubicado en un espacio idóneo, en términos estratégicos, donde convergen tanto los autobuses urbanos e interurbanos como el cercanías, el tranvía y la línea 1 del Metro", sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento