Iceta llama a la unidad política e institucional para hallar "medidas justas" y buscar "un futuro digno" ante la crisis

Advierte de los casos de escolares que reciben como "única comida" diaria la del centro educativo
Obispo De Bilbao, Mario Iceta
Obispo De Bilbao, Mario Iceta
EUROPA PRESS

El obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha llamado a la unidad política e institucional para hallar "medidas justas" que permitan "un futuro digno" ante la crisis. Además, ha advertido de los casos de escolares que reciben, como "única comida" diaria, la del centro educativo.

En su mensaje de Adviento, con motivo de la conclusión del año litúrgico, el prelado bilbaíno asegura que "no hay crisis incapaz de ser superada cuando atendemos a sus causas y raíces últimas", cuyo origen establece en "el desplazamiento de la centralidad de la dignidad de la persona, considerada como un fin por otros intereses que terminan por alienarla e incluso abolirla".

Según el obispo, en tiempo de Adviento, los datos socioeconómicos "continúan siendo una la principales preocupaciones" de la Iglesia. Iceta cita, en la tasa de desempleo superior al 14 por ciento en Bizkaia, "que se agrava en el caso de los jóvenes, sobrepasando el 35 por ciento" o la pobreza, "que alcanza a unas 50.000 personas y pone en riesgo de caer en ella a más de 150.000".

También recuerda "el drama de los desahucios y de las personas sin hogar que encuentran refugio como pueden en locales abandonados, portales, cajeros automáticos o dramáticamente pasan la noche prácticamente a la intemperie".

"Conocemos entre nosotros casos de escolares para quienes la comida del centro educativo es prácticamente la única que reciben al día", lamenta.

Iceta califica de "escandalosa" la "enorme diferencia" de renta entre "diversos sectores de la población" y la "desigual situación" de quienes tienen un empleo "frente a los que no encuentran trabajo". "Todo ello sin olvidar las enormes bolsas mundiales de pobreza que constituyen un clamoroso aldabonazo a nuestras conciencias", ha indicado.

El obispo de Bilbao alude a la Carta Pastoral de Cuaresma, en la que los prelados apuntaban a "la crisis antropológica, ética y cultural que subyace a esta crisis económica y financiera". En concreto, se referían a "tres carencias básicas", la de "reglas adecuadas para regir el mercado global, especialmente el financiero, la de instituciones con capacidad suficiente para garantizar su buen funcionamiento y, finalmente, la carencia ética, sin la que esta crisis no se habría producido del modo como lo ha hecho".

Iceta señala que también el Papa Juan Pablo II afirmaba que "es necesario denunciar la existencia de unos mecanismos económicos, financieros y sociales" que "funcionan de modo casi automático, haciendo más rígida las situaciones de riqueza de los unos y de pobreza de los otros".

"donar salarios"

Iceta invita a prestar ayuda y asegura que "hay quienes están donando un día de salario al mes", mientras "otros han decidido compartir la paga de Navidad o donar una mensualidad al año" y "muchos optan por gestos de denuncia profética ante la existencia de estructuras injustas de pecado, proponiendo estructuras renovadas y respetuosas con la dignidad humana capaces de generar una sociedad justa y fraterna".

El máximo dirigente de la diócesis vizcaína añade que "algunos ofrecen viviendas para que sean empleadas en programas para alojar familias sin hogar de Caritas u otras organizaciones", otros "varias horas semanales de trabajo social en Caritas, servicios diocesanos, parroquiales, comunitarios o de otra índole, volcados en la ayuda concreta en los diversos campos de atención a los más empobrecidos".

Según manifiesta, también hay personas que "colaboran en sumarse a campañas tales como la dación en pago, o la participación en banca solidaria o en empresas "con corazón", que tienen en cuenta la responsabilidad social de la actividad económica", al igual que ocurre "con la siempre exigible transparencia y responsabilidad tributaria que nos concierne a todos, así como el empeño generoso en paliar las nuevas y antiguas pobrezas, tanto en nuestro entorno como en países empobrecidos".

Por ello, y tras "valorar todos estos esfuerzos y signos de esperanza en medio de situación tan adversa", Iceta hace "una llamada especial a favorecer personal y socialmente, la unión de todas las fuerzas e instituciones, civiles, sociales, empresariales y políticas", para afrontar la crisis actual y "encontrar caminos compartidos y medidas justas, equitativas y valientes, que permitan construir de modo compartido un futuro digno para todos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento