El juez otorga al marido de la madre del bebé congelado la custodia del futuro recién nacido

El juez ordena ampliar la investigación a otros seis inmuebles propiedad de la familia de la mujer para descartar más fetos ocultos

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) ha otorgado al marido la guarda y custodia del futuro bebé que espera Sara L.H., la madre del recién nacido hallado el pasado día 9 de noviembre en un congelador de su vivienda ubicada en la localidad sevillana de Pilas donde este mismo martes fue hallado un segundo bebé aunque en un segundo arcón congelador.

Varias fuentes cercanas al caso consultadas por Europa Press han informado de que, en un auto dictado este mismo jueves, el juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Sanlúcar la Mayor decide otorgar la guarda y custodia al marido de la mujer, que se encuentra encarcelada por un delito de asesinato con alevosía en la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra.

Tras conocer al auto, el abogado de la mujer, Manuel Caballero, se encuentra estudiando un posible recurso contra la decisión adoptada por el juez a fin de que la custodia del futuro bebé que espera la mujer, que se encuentra embarazada de ocho meses, se otorgue a los familiares de su defendida y no a su marido.

Este mismo miércoles, y ante el juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Sanlúcar la Mayor, comparecieron la mujer, que fue trasladada hasta los juzgados en una ambulancia procedente de la cárcel, y su marido, que no quiso hacer declaraciones a los medios de comunicación que los esperaban y que únicamente dijo que se encuentra "destrozado".

Tras la comparecencia de ambos, el juez instructor ha decidido otorgar al marido la custodia del recién nacido que espera la mujer, de 34 años de edad y que ha mantenido el embarazo en secreto hasta que ingresó en la cárcel de Alcalá de Guadaíra, donde tras ser examinada se detectó que se encontraba en estado de gestación.

Nuevos registros

Fuentes judiciales han indicado a Europa Press que, respecto a la guarda y custodia del futuro bebé, se ha abierto una pieza separada de índole civil desgajada de la causa penal, que sigue bajo secreto de sumario y que ha quedado centralizada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Sanlúcar la Mayor después de que Instrucción 4 se haya inhibido en su favor.

Hay que recordar que, tras el hallazgo del segundo bebé en un arcón congelador, fue el juez de Instrucción número 4, Pedro Márquez, en funciones de guardia, quien procedió al levantamiento del cadáver e incluso tomó declaración a la mujer imputada, quien aseguró que no recuerda "absolutamente nada" de un segundo embarazo.

De otro lado, la Guardia Civil reinició esta misma mañana los registros en varias fincas propiedad de la familia de la mujer, que se encuentra en prisión imputada por un delito de asesinato y que convivía en el domicilio donde han sido hallados los dos bebés congelados, en la calle Beatriz de Cabrera, junto a su marido y dos hijos menores de edad.

Búsqueda con perros adiestrados

Las fuentes judiciales consultadas por Europa Press han señalado que el juez instructor ha ordenado ampliar los registros a otros seis inmuebles propiedad de la familia de la imputada, que serán inspeccionados por la Guardia Civil con perros adiestrados, mientras que, en la jornada de este viernes, los agentes de la Benemérita volverán a registrar con dichos perros dos fincas de la familia localizadas en las afueras de Pilas.

Una de estas fincas se halla ubicada en un olivar en la carretera que une Pilas con Villamanrique de la Condesa y contiene dos pozos que ya han sido inspeccionados por los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS). No obstante, fuentes de la Benemérita han subrayado a Europa Press que los registros tienen como único objetivo descartar la presencia de más fetos ocultos.

Asimismo, en la mañana de este jueves los agentes del equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla han registrado la casa de la hermana de la imputada, ubicada en la Plaza de Huelva, en Pilas, registro que ha sido seguido con gran expectación por los vecinos y los numerosos medios de comunicación desplazados a la zona.

Según la mujer,

El primero de los bebés "nació muerto"

Todos estos registros se producen después de que, este martes, el marido de la imputada hallara en un arcón congelador de la casa que ambos compartían un segundo bebé fallecido, aunque la mujer, embarazada de ocho meses, declaró ante el juez que no recuerda "nada" de un segundo embarazo.

Respecto al primero de los bebés hallados en un congelador de la vivienda, donde la mujer convivía con su marido y dos hijos menores de edad, la imputada dijo que este recién nacido "nació muerto" y defendió que lo metió en el congelador donde posteriormente fue hallado por su marido "porque no quería desprenderse de él" y en todo caso "no por miedo a la Policía".

Según el avance de la autopsia realizada al menor, éste nació con vida 18 meses antes de que el marido de la mujer imputada —con "evidentes" signos de trastorno mental y que ha sido examinada por dos médicos psiquiatras— lo encontrara en el congelador mientras estaba limpiando la casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento