Netanyahu dice que no habrá Estado palestino hasta que Israel sea un "Estado judío"

  • La Asamblea General de Naciones Unidas vota este jueves por la noche si incorpora a Palestina como Estado observador, no miembro.
  • "No importa cuántos dedos se alcen hoy contra nosotros", ha dicho el primer ministro israelí, que pide que nadie se deje "impresionar por los aplausos".
  • "La paz se alcanzará mediante acuerdos entre Jerusalén y Ramala, y no con las declaraciones desconectadas (de la realidad) que son adoptadas en la ONU".
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.
Gali Tibbon / Efe

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, asegura que la votación en la Asamblea General de la ONU este jueves sobre la admisión de Palestina como observador, no miembro, "no adelantará la creación de un Estado palestino", independientemente de "cuántos dedos sean alzados". Asegura, además, que esto no ocurrirá hasta que Israel sea reconocida como un "Estado judío".

"La votación en la ONU no cambiará nada en el terreno", ha añadido, "nuestra mano (...) siempre estará tendida a la paz, pero no se levantará un Estado palestino sin que Israel sea reconocida como el estado del pueblo judío", afirmó en un acto público en el Centro Menahem Beguin.

Durante la inauguración de una exposición con motivo del trigésimo quinto aniversario de la histórica visita del presidente egipcio Anwar Sadat a Israel, Netanyahu restó importancia al esperado reconocimiento de Palestina como estado no observador de la ONU. La votación tendrá lugar en Nueva York a medianoche, después de una intervención del presidente palestino Mahmud Abás que será transmitida en directo a toda Cisjordania en grandes pantallas.

Para Netanyahu, la ONU no puede dar un Estado a los palestinos, sólo alcanzable "por medio de negociaciones directas, sin condiciones previas". "La paz se alcanzará mediante acuerdos entre Jerusalén y Ramala, y no con las declaraciones desconectadas (de la realidad) que son adoptadas en la ONU", abundó.

También sugirió que "nadie se deje impresionar por los aplausos en la ONU". "Recuerdo aún los aplausos que el Gobierno de Israel recibió (en 2004-5) cuando decidió salir de forma unilateral de Gaza. Recibimos aplausos... y después cohetes", arguyó con cierto grado de cinismo al referirse a la situación en la franja palestina controlada por el movimiento islamista Hamás.

Netanyahu concluyó que "no importa cuántos dedos se alcen hoy contra nosotros, no hay fuerza en el mundo que le convencerá de hacer concesiones en la seguridad de Israel, ni que pueda romper el vínculo milenario entre el pueblo de Israel y la Tierra de Israel".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento