Luis de Guindos
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante una intervención en el Congreso de los Diputados. Fernando Alvarado / EFE

Hasta 400 euros al mes por el alquiler de un piso. Eso es lo que tendrán que pagar las familias víctimas de un desahucio que se acojan al decreto de urgencia impulsado por el Gobierno y aprobado por el Congreso con los votos a favor de PP y UPyD.

El Ejecutivo, que reduce a 120.000 el número de familias que podrán acogerse a las nuevas medidas, considera que 400 euros es un precio módico para una familia que, en muchos casos, lo ha perdido todo.

Los pisos forman parte de un Fondo Social de 6.000 viviendasSegún ha explicado el ministro de Economía, Luis de Guindos, las viviendas que formen parte del Fondo Social para alojar a víctimas de desahucios se alquilarán por precios de entre 150 y 400 euros y en ningún caso podrán tener costes que superen un tercio de los ingresos de los arrendatarios.

De Guindos dio estos detalles a la salida del Pleno del Congreso donde se ha debatido la convalidación del decreto, que además recoge una moratoria de dos años en los lanzamientos para familias que cumplan determinados requisitos.

Según el ministro, las entidades financieras ya se han comprometido a poner a disposición de este Fondo Social unas 6.000 viviendas, que se alquilarán a familias desahuciadas con precios sociales.

Los cálculos del Gobierno han cambiado. Primero dijo que unas 600.000 familias cumplían los requisitos para poder acogerse a esta medida; pero finalmente, De Guindos asegura que 120.000 familias podrán beneficiarse del nuevo decreto antidesahucios.