Defensa de los controladores asegura que Aena cerró el espacio aéreo a pesar de que había profesionales en sus puestos

Afirma que la entidad reconoce en un documento interno que en Lavacolla "faltan 11 controladores" para cubrir los turnos existentes
Juzgados De Santiago, En Fontiñas
Juzgados De Santiago, En Fontiñas
EUROPA PRESS

La defensa de los controladores aéreos imputados por el conflicto aéreo de 2010 asegura que Aena comunicó el cierre del espacio aéreo "tres horas antes de que hubiese ninguna incidencia" y a pesar de que había "controladores sentados" en sus puestos para realizar las labores que les competían.

Así lo ha afirmado el abogado de los controladores, Diego Salmerón, que ha asistido en Santiago a la declaración de ocho controladores aéreos de Lavacolla imputados por los sucesos de 2010, aunque por un delito "aún sin determinar", según ha denunciado. Esta declaración, que se prolongará durante martes, coincide con el día en el que se cumplen dos años del primer cierre parcial en el aeropuerto de Lavacolla por el conflicto en el que los controladores aéreos culpaban a Aena de haber completado ya su máximo de horas de trabajo anuales.

En un receso de la vista, que se ha prolongado toda la mañana en los juzgados de Fontiñas, el abogado de los controladores se ha mostrado satisfecho por la declaración del director del aeropuerto de Lavacolla, Luis Rey, que ha sido el primero en comparecer ante el juez, como testigo.

Según Diego Salmerón, en su declaración, el director de Lavacolla ha explicado que la causa del cese de operaciones en Santiago a finales de 2010 se debió a que "Aena cerró el espacio aéreo", por lo que el aeropuerto de Lavacolla "no podía trabajar a pesar de que había controladores" en sus puestos.

En este sentido, Salmerón ha rechazado que el espacio aéreo español se cerrase por la ausencia de controladores, dado que "Aena había comunicado a Bruselas el cierre tres horas antes de que hubiese ninguna incidencia" y mientras había "controladores sentados" en sus puestos de trabajo. "Habrá que ver a quién se acaba acusando de qué aquí", ha señalado.

Documentación aportada

La defensa de los controladores ha aportado a esta causa "muchísima documentación" en la que se "acredita que hubo todo tipo de irregularidades" y que "la gestión de Aena fue un fracaso que llevó al caos".

"Lo más grave es que además mintieron", ha indicado Diego Salmerón, quien ha recordado que el día 26 de noviembre de 2010 la entidad emitió un comunicado en el que aseguraba que "ningún controlador se había pasado del cómputo de horas", a pesar de que "el mismo día", en un documento interno, "se reconoce que se pasaban de horas y se pide a la Aesa —Agencia de Seguridad— que les diese una autorización".

En esta línea, el abogado ha mostrado otro documento interno de Aena en el que se reconoce que, para cubrir el turno vigente, en Lavacolla "faltan 11 controladores" a mayores de los 26 activos, "y en Madrid 55". Paralelamente, ha denunciado Salmerón, "la nefasta gestión de recursos humanos hizo que por cinco veces se equivocasen en el concurso de traslados".

Con esta documentación, y las sentencias favorables que establecen que los controladores fueron instados a realizar al mismo tiempo actividades "incompatibles", la defensa espera que no se decrete ningún tipo de medidas para estos profesionales y se les levanten las sanciones a aquellos a los que le fueron interpuestas. Las declaraciones se prolongarán también durante este martes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento